Batalla judicial en Brasil por la liberación de Lula da Silva

Enorme expectativa existe en Brasil alrededor de la liberación o no del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien debía salir de la cárcel pasadas las 17 (hora argentina) pero aún continúa alojado en el penal de Curitiba, donde está detenido desde abril. El juez Rogério Favretto emitió a las 16 una segunda sentencia en la que ratificó su decisión anterior y dio un plazo de una hora para excarcelar al ex mandatario brasileño, aunque todo sigue igual.

 

Lula esta acusado de aceptar que la constructora OAS le otorgara un departamento de lujo de tres pisos en Guarujá, en la costa de San Pablo, a cambio de favorecer a la empresa en sus negocias con la petrolera estatal Petrobras. Fue acusado formalmente en septiembre de 2016.

 

Favreto había aceptado este domingo por la mañana el pedido de hábeas corpus para suspender la condena de 12 años sobre el ex mandatario de Brasil y líder del PT pero pasado el mediodía el juez Sergio Moro, titular de la investigación Lava Jato y quien envió a prisión a Lula, consideró que no tiene la potestad para sacarlo de la cárcel por falta de competencias.

 

Luego, un tercer juez, João Gebran Neto, quien es instructor de la mega causa de corrupción en Brasil y que salpica a otros países como la Argentina, revocó también la orden de liberación.

 

Tras los dos fallos en contra de la liberación, la guerra judicial no se frenó. A las 16:12 de este domingo, el juez Favretto sacó una nueva sentencia que dice que Gebran Neto no está de turno, por lo tanto, no puede anular su decisión. Además, denunció a Sergio Moro por incumplir su orden al tiempo que le dio un plazo de una hora para que la Policía Federal libere a Lula, algo que no se cumplió.

 

Lula es candidato a presidente, será oficializada su candidatura en agosto y está primero en la encuesta, a casi 20 puntos de distancia con el segundo.

Batalla judicial en Brasil por la liberación de Lula da Silva

Enorme expectativa existe en Brasil alrededor de la liberación o no del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien debía salir de la cárcel pasadas las 17 (hora argentina) pero aún continúa alojado en el penal de Curitiba, donde está detenido desde abril. El juez Rogério Favretto emitió a las 16 una segunda sentencia en la que ratificó su decisión anterior y dio un plazo de una hora para excarcelar al ex mandatario brasileño, aunque todo sigue igual.

 

Lula esta acusado de aceptar que la constructora OAS le otorgara un departamento de lujo de tres pisos en Guarujá, en la costa de San Pablo, a cambio de favorecer a la empresa en sus negocias con la petrolera estatal Petrobras. Fue acusado formalmente en septiembre de 2016.

 

Favreto había aceptado este domingo por la mañana el pedido de hábeas corpus para suspender la condena de 12 años sobre el ex mandatario de Brasil y líder del PT pero pasado el mediodía el juez Sergio Moro, titular de la investigación Lava Jato y quien envió a prisión a Lula, consideró que no tiene la potestad para sacarlo de la cárcel por falta de competencias.

 

Luego, un tercer juez, João Gebran Neto, quien es instructor de la mega causa de corrupción en Brasil y que salpica a otros países como la Argentina, revocó también la orden de liberación.

 

Tras los dos fallos en contra de la liberación, la guerra judicial no se frenó. A las 16:12 de este domingo, el juez Favretto sacó una nueva sentencia que dice que Gebran Neto no está de turno, por lo tanto, no puede anular su decisión. Además, denunció a Sergio Moro por incumplir su orden al tiempo que le dio un plazo de una hora para que la Policía Federal libere a Lula, algo que no se cumplió.

 

Lula es candidato a presidente, será oficializada su candidatura en agosto y está primero en la encuesta, a casi 20 puntos de distancia con el segundo.