Beneficiarios del planes sociales provinciales comenzarán a cobrar la AUH en noviembre

Los beneficiarios del plan Solidario (ex plan de Inclusión Social) que tengan hijos menores de edad podrán comenzar a cobrar en el mes de noviembre de este año la Asignación Universal por Hijo, anunció este lunes el gerente de ANSES San Luis, Carlos “Charly” Pereira, en conferencia de prensa.

El funcionario destacó que a partir de ahora, no regirá la “incompatibilidad” que impedía a los trabajadores del plan social provincial percibir el beneficio nacional.

Quienes puedan acceder a ambos beneficios, sólo deberán cumplir con la inscripción en ANSES: deben sacar turno con la opción CUNA y presentarse en ANSES con DNI del grupo familiar, acta de nacimiento de los menores, acta de convivencia o matrimonio y completar el formulario para acompañar la libreta de escolaridad y el calendario de vacunación de los niños.

Como se espera una inscripción masiva de beneficiarios del plan Solidario en el sistema de ANSES, el organismo montará un operativo especial con otras instituciones que puedan colaborar para llegar a todos los rincones de la provincia. “Vamos a instrumentar un abordaje territorial para darles el alta”, anunció “Charly” Pereira.

El funcionario, además, aclaró que ya hay varias beneficiarias del plan provincial que cobran la AUH desde este mes, cuando comenzó a instrumentarse el plan CUNA. “Son mamás que en algún momento estuvieron inscriptas en la AUH y después eligieron quedarse en un plan provincial. Ellas ya tienen el alta”, especificó.

Hasta ahora, para cobrar la AUH, las 15 mil mamás de San Luis que lo perciben (en total casi 30 mil niños) debían presentar una certificación negativa (el “formulario de la Colonia”) que determinaba que no pertenecían a planes sociales locales. Ese requisito se eliminó con esta nueva disposición.

La asignación universal por hijo otorga un monto mensual de $2.652, cuyo 20 por ciento es retenido por ANSES hasta fin de año, cuando los progenitores deben presentar la documentación respecto al cumplimiento de la vacunación y la escolarización. Una vez presentado ese requisito, se deposita el monto retenido a lo largo del año.

Beneficiarios del planes sociales provinciales comenzarán a cobrar la AUH en noviembre

Los beneficiarios del plan Solidario (ex plan de Inclusión Social) que tengan hijos menores de edad podrán comenzar a cobrar en el mes de noviembre de este año la Asignación Universal por Hijo, anunció este lunes el gerente de ANSES San Luis, Carlos “Charly” Pereira, en conferencia de prensa.

El funcionario destacó que a partir de ahora, no regirá la “incompatibilidad” que impedía a los trabajadores del plan social provincial percibir el beneficio nacional.

Quienes puedan acceder a ambos beneficios, sólo deberán cumplir con la inscripción en ANSES: deben sacar turno con la opción CUNA y presentarse en ANSES con DNI del grupo familiar, acta de nacimiento de los menores, acta de convivencia o matrimonio y completar el formulario para acompañar la libreta de escolaridad y el calendario de vacunación de los niños.

Como se espera una inscripción masiva de beneficiarios del plan Solidario en el sistema de ANSES, el organismo montará un operativo especial con otras instituciones que puedan colaborar para llegar a todos los rincones de la provincia. “Vamos a instrumentar un abordaje territorial para darles el alta”, anunció “Charly” Pereira.

El funcionario, además, aclaró que ya hay varias beneficiarias del plan provincial que cobran la AUH desde este mes, cuando comenzó a instrumentarse el plan CUNA. “Son mamás que en algún momento estuvieron inscriptas en la AUH y después eligieron quedarse en un plan provincial. Ellas ya tienen el alta”, especificó.

Hasta ahora, para cobrar la AUH, las 15 mil mamás de San Luis que lo perciben (en total casi 30 mil niños) debían presentar una certificación negativa (el “formulario de la Colonia”) que determinaba que no pertenecían a planes sociales locales. Ese requisito se eliminó con esta nueva disposición.

La asignación universal por hijo otorga un monto mensual de $2.652, cuyo 20 por ciento es retenido por ANSES hasta fin de año, cuando los progenitores deben presentar la documentación respecto al cumplimiento de la vacunación y la escolarización. Una vez presentado ese requisito, se deposita el monto retenido a lo largo del año.