Bohemian Rhapsody: una de las canciones más míticas de Queen cumple 46 años

Luego de tres discos en los que mostraba sus credenciales pero no le alcanzaba para acaparar la atención del público masivo, el grupo británico Queen lanzó el 31 de octubre de 1975 su canción “Bohemian Rhapsody”, una composición del gran Freddie Mercury que consagraría de manera definitiva a la banda y se establecería como su creación más famosa.

La canción iba a ser publicada en el disco “A Night at the Opera”, que salió hacia fines de noviembre de ese año, pero fue publicado antes en un simple con el tema “IŽm in Love with My Car”, del baterista Roger Taylor, como cara B.

A pesar de su extensión de casi seis minutos, la ausencia de estribillo y las partes bien disímiles que presentaba, la aparición de esta pieza llamó la atención de la crítica y la audiencia. En su primera propuesta de grabación, fueron rechazados con la idea de que “nadie iba a entender una canción sin sentido”. La historia demostró absolutamente lo contrario, claro.

Si bien se trataba de una época en la que el llamado rock sinfónico estaba en auge y el mestizaje con la música clásica era moneda corriente, hasta el momento nadie se había animado a incluir pasajes que remitieran a la ópera en sus creaciones.

Los trabajos anteriores de Queen tuvieron alguna incursión en ese sentido, en especial “Queen II”, pero esta canción de Mercury lograba la síntesis más perfecta al respecto.

La composición presentaba seis secciones musicales bien diferenciadas entre sí: una introducción a capella, seguida de una balada, un solo de guitarra, el pasaje operístico, una sección rockera y un final que retomaba la melodía y la rítmica planteada.

La canción fue producida por Roy Thomas Baker, quien en un documental recordó la sorpresa que sintió cuando Mercury se mostró por primera vez en un piano y en el momento culminante, frenó la interpretación para advertirle que allí comenzó “la sección de ópera”.

Fuente: Filo News