Brasil no pudo en el debut con suiza que logró un valioso empate

Brasil, uno de los grandes favoritos al título, se atascó este domingo en su debut en el Mundial de Rusi ante Suiza (1-1), que puso de manifiesto todas las carencias de la Canarinha y de Neymar, que estuvo desaparecido en combate. La pentacampeona no aprendió de los errores de España y tropezó en la misma piedra que La Roja hace ocho años en el Mundial de Sudáfrica y, lo que es peor, dejó muchas dudas con un juego previsible. Igual que el resto de favoritos en este Mundial, Brasil demostró, que aunque tiene plan de juego definido, no sabe si atacar con todo o nadar y guardar la ropa.

Ni rastro del jogo bonito y si mucha precaución, lo que deslució un duelo que había despertado mucho expectación, especialmente tras el empate de Argentina. Tras el triplete de Cristiano Ronaldo ante España y la actuación de Leo Messi, mancillada por el fallo en el lanzamiento de penalti, se esperaba mucho de Neymar, pero este apenas brilló, lastrado por la lesión en el tobillo que le tuvo tres meses fuera de los terrenos de juego. El caso es que salió mejor Suiza, que parecía dispuesta a repetir la machada del Mundial de Sudáfrica.

De hecho, el equipo de Vladimir Petkovic fue el primero en avisar por medio de Dzemaili, que remató por encima del larguero tras un recibir en el corazón del área un buen centro desde la derecha. Eso sí, Paulinho pudo marcar a los once minutos tras una preciosa combinación entre Neymar y Coutinho que la defensa no supo despejar y el barcelonista estuvo a punto de aprovechar, pero el balón tras su disparo en semifallo salió lamiendo el poste. Un distraído Neymar recibía demasiado lejos de la portería y cada vez que tocaba el balón se le echaban encima dos jugadores de la escuadra helvética. Entonces, apareció Coutinho y deshizo el entuerto con un golazo marca de la casa, de los que ha hecho a decenas allá por donde ha pasado, incluido el Barcelona.

 

Fuente: 20Minutos