Brutal intento de femicidio: así incendió la pieza de su ex pareja mientras dormía

Una mujer fue víctima de un intento de femicidio en la madrugada de este jueves en Campbell al 4000, Rosario. Según relató, dormía en su pieza con un nene de 10 años, cuando su ex pareja arrojó dos neumáticos en llamas contra la ventana del dormitorio. “Pensé que no salía de acá adentro. Tengo amenazas en el celular, decía que me iba a quemar. Nunca pensé que iba a llegar al límite de hacerlo”, afirmó.

María Soledad habló con la voz quebrada en De 12 a 14 (El Tres). Contó que colabora en un merendero, que da alojamiento a un vecino de 10 años y que se separó el 8 de diciembre y que luego hizo una denuncia contra su ex pareja. “Me sorprendió cuando me levanté, vi el fuego y no podía salir. Él sabe que es mi casa y que yo vivo acá. Sabe de las rejas porque él las hizo. Sabía que no iba a poder salir de la pieza. Gracias a dios los vecinos estaban despiertos, porque eran las 3.30, y apagaron el fuego”, señaló.

“Usó las dos cubiertas de auto. Las trajo prendidas fuego. No sé cómo no me explotó el vidrio. Todavía estoy en un estado que no lo puedo creer; no puedo creer que me pude haber muerto”, comentó.

Minutos después, en el programa de El Tres se reprodujo el momento en el que se dio el ataque incendiario, que quedó registrado en una cámara de videovigilancia de la cuadra. 

La mujer agregó que en la relación que mantuvo con el hombre –no trascendió su identidad– era agredida “en todos los sentidos”. “Me cansé. Cuando le dije que se vaya se quería saltar el tapial alcoholizado. Fui, hice la denuncia. No me puedo quejar, los patrulleros vinieron enseguida. Ahora tengo miedo de lo que puede pasar. No tengo botón anti pánico, nunca viví situaciones de esta magnitud”, expresó.

María Soledad precisó que la denuncia contra su ex la radicó ante la comisaría 19ª y añadió otro dato importante: él vive a siete cuadras de su domicilio. “Esta noche no sé qué voy a hacer. No me voy a ir de mi casa. Me quedaré toda la noche despierta”, finalizó.

Fuente: rosario 3