Buscan a una nena de 14 años en Mendoza y detuvieron a una pareja por su desaparición

Florencia Romano le avisó a su familia que salía el sábado al mediodía de su casa en Guaymallén, Mendoza, para ir a visitar a una amiga que vive en Maipú, a 16 kilómetros. Se tomó un colectivo y nunca más contestó su teléfono. Desde entonces, comenzó una búsqueda desesperada.

Durante las primeras horas, la investigación se centró en los datos que arrojó su tarjeta SUBE. La pesquisa corroboró que la joven efectivamente viajó desde Guaymallén a Maipú pero su destino no era el de su amiga sino la de un hombre, de unos 30 años, que la había contactado por las redes sociales.

El teléfono celular de Florencia está apagado desde ese día y su familia no volvió a tener contacto con ella en las 72 horas que lleva desaparecida. Pero el rastreo satelital de los movimientos de la chica y el olfato de los perros de la policía condujeron a los investigadores a una casa en Luzuriaga, donde detuvieron a los sospechosos, publicó Diario Uno.

Entre otras contradicciones y puntos débiles de su declaración, el hombre reconoció ante la fiscal del caso, Claudia Ríos, haber estado con Florencia el sábado a la tarde pero sostuvo que después de algunas horas él mismo la acompañó a tomar otro micro para que volviera a su casa. Sin embargo, no hay evidencia en la tarjeta de ese segundo viaje.

La joven desaparecida mide aproximadamente 1.50 metros; es de tez blanca, cabello oscuro lacio con flequillo abajo del hombro, de contextura delgada y tiene un piercing en la nariz del lado izquierdo. Cuando la vieron por última vez vestía una remera musculosa de color rosa, jean corto verde flúor, zapatillas negras verde flúor, y llevaba una mochila de color negro.

Las autoridades en el allanamiento durante el cual detuvieron a una pareja por la desaparición de Florencia. Foto: Diario Uno

Fuente: TN