Cambio climático: el hielo de Groenlandia se derrite a una velocidad sin precedente en 12.000 años

LONDRES.- El hielo de Groenlandia se está derritiendo a una velocidad sin precedentes en 12.000 años, lo que hará subir el nivel del mar y podría tener un fuerte impacto en las zonas costeras del planeta, de acuerdo con un estudio que advierte contra el ritmo actual de la emisión de gases causantes del cambio climático.

El estudio, publicado por la revista Nature, se basa en muestras de hielo y modelos que permitieron reconstruir por primera vez la historia del deshielo durante todo el Holoceno, la época geológica iniciada hace 11.700 años.

El informe concluyó asimismo que si las emisiones de gas de efecto invernadero continúan al mismo ritmo, la capa de hielo de varios kilómetros podría reducirse en 36 billones de toneladas entre 2000 y 2100, lo que significaría aumentar el nivel de los océanos en 10 cm.

“Hemos alterado nuestro planeta tanto que las tasas de derretimiento del casquete glacial en este siglo tienen un ritmo mayor a cualquier otra cosa ocurrida bajo la variabilidad natural del casquete glacial en los últimos 12.000 años”, dijo el autor principal del estudio, Jason Briner, de la Universidad de Buffalo.

Hasta finales de 1990, esta enorme capa de hielo ganaba masa gracias a las nevadas, y la perdía en el verano con el alza de temperaturas. Pero este equilibrio se perdió con la aceleración del cambio climático.

El deshielo de Groenlandia es objetivo de múltiples estudios y expediciones. Fuente: AFP

El año pasado la capa perdió más de 500.000 millones de toneladas, un récord desde el inicio de la recolección de datos mediante satélites, lo que contribuyó en un 40% a la subida del nivel del mar en 2019.

Y a no ser que la humanidad reduzca radicalmente las emisiones de gas de efecto invernadero, esa podría la “nueva normalidad”, dijo Briner.

“Sean cuales sean las futuras emisiones de CO2, la capa de hielo de Groenlandia perderá más masa durante este siglo que durante los periodos más cálidos de los últimos 12.000 años”, señaló el investigador.

“Pero la cosa más preocupante es que en un escenario de altas emisiones el promedio de pérdida de hielo podría ser unas cuatro veces el experimentado en los últimos 12.000 años”, añadió el especialista.

Fuente: La Nación