Caos en la ciudad tras un fuerte pero breve temporal

Una fuerte pero muy breve lluvia se precipitó sobre la ciudad de San Luis este domingo al mediodía. El corto fenómeno alcanzó para desatar el panorama habitual que presenta la capital cada vez que caen “dos gotas”: calles anegadas, casas inundadas y cloacas colapsadas.

Varios sectores sufrieron las consecuencias de los eternos problemas de desagües, sobre todo las zonas oeste (la más baja de la ciudad) y la zona norte.


Juan Ramírez, de Defensa Civil de la Municipalidad de San Luis, afirmó que los inconvenientes se originan porque “la gente tira la basura y se tapan los desagües”.

“Logramos destapar los más importantes”, agregó el funcionario, ya con la tranquilidad que el Servicio Meteorológico Nacional había determinado el cese del alerta climatológico para la capital puntana.

En las zonas oeste y norte, y en el Corredor Vial Central hubo viviendas inundadas. “Son aproximadamente 10 viviendas, en diferentes partes de la ciudad”, informó Ramírez.

También hubo tapas de las cámaras de cloacas que se levantaron por la presión del agua. “Es algo común por la cantidad de agua que corría por las calles”, añadió el funcionario.

Según los datos de la Red de Estaciones Meteorológicas de la Universidad de La Punta, durante el “mini temporal” sólo cayeron 2,8 milímetros en la ciudad de San Luis. Poco para haber generado semejante caos.