Caponata siciliana, pura tradición italiana

Puros sabores mediterráneos son los que rezuma la caponata siciliana, un plato que forma parte desde hace muchos muchos años de la tradición gastronómica italiana, sobre todo del sur. Hay quien cree que su origen se remonta a la época de los árabes y otros opinan que nació durante el imperio romano. Sea como sea, está hecha a partir de verduras varias -rehogadas por separado-, entre las que la berenjena es la protagonista. Una receta vegetariana que nos va a llenar de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y otros muchos nutrientes.

Se puede tomar -caliente, a temperatura ambiente o fría- como entrante, guarnición o, incluso, como aperitivo sobre unas rebanadas de pan tostado y como acompañante de cualquier plato de pasta. La caponata se considera una receta ideal para cuando empieza a hacer calor y lo más recomendable es dejarla reposar después de cocinarla durante 1 día en la nevera y sacarla un poco antes de comerla para que se temple.

¿Cuáles son los ingredientes de la caponata?

La caponata más auténtica lleva berenjena, apio, tomate, cebolla, alcaparras y aceitunas. Pero luego hay quien también suma calabacín y/o pimiento -de un tipo o varios- a la lista de verduras e incorpora uvas pasas, piñones, almendras, alcaparras… Sin olvidar, su toque más característico, el sabor ligeramente agridulce que aportan al plato el vinagre y el azúcar -miel en el caso de algunas zonas sicilianas-. Le quedan bien hierbas aromáticas como la albahaca.

Ingredientes para 4 personas: 1 berenjena, 1 cebolla, 2 tallos de apio, 1 pimiento rojo, 400 gramos de tomate, 120 mililitros de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas de vinagre, 4 cucharaditas de azúcar, 125 gramos de aceitunas, 3 cucharadas de alcaparras, 3 cucharadas de piñones

¿Cómo se elabora la caponata en 10 pasos?

Es una receta que requiere su tiempo ya que se fríe cada ingrediente por separado, hay que dejarlos enfriar y para mezclarlos despues y que repose 24 horas. Vamos a ir paso a paso para que conozcas bien el proceso y a partir de ahora te salga una caponata impecable y de lo más auténtica.

  1. Lava, seca, corta la berenjena en dados, échale un poco de sal, déjala escurrir sobre un colador durante 1 hora y vuelve a secar.
  2. Pela la cebolla y corta en dados del mismo tamaño; lava, seca y corta igual el pimiento rojo y los tomates; quita las hojas y los hilos al tallo de apio y corta en trozos iguales.
  3. Echa aceite en una sartén y cocina los dados de berenjena durante 5 minutos, escurre y retira.
  4. Añade un poco más de aceite y saltea los dados de apio durante 5 minutos más, escurre y retira.
  5. Incorpora el pimiento rojo y un poco más de aceite, cocínalo 5 minutos, escurre y retira.
  6. Saltea la cebolla 5 minutos, sube el fuego, agrega los tomates y cocina 10 minutos más.
  7. Echa el vinagre y el azúcar y cocina todo unos 5 minutos más.
  8. Agrega las aceitunas, las alcaparras y los piñones y retira del fuego.
  9. Cuando haya perdido calor, junta con el resto de vegetales: la berenjena, el pimiento rojo y el apio.
  10. Deja reposar en la nevera durante 24 horas.

La caponata y algunos parientes

Dicen que está emparentada con nuestro pisto, la sanfaina catalana, la ratatouille provenzal, la alboronía con calabaza, la musaka griega o la shakshuka árabe, aunque cada una tenga sus características propias y difieran en ingredientes, forma de elaboración y condimentos.

Fuente: ¡HOLA!

× Whatsapp