Carina Di Marco aseguró que desconocía que su hija Florencia era víctima de abuso

Carina Di Marco declaró este lunes en el juicio que lleva adelante la Cámara Penal N°2 en su contra, y aseguró que desconocía que su hija Florencia era víctima de abusos y torturas por parte de Lucas Gómez.

En la primera audiencia del debate oral, que tiene a Di Marco como única imputada de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo por ser guardador y por el aprovechamiento de convivencia preexistente en calidad de partícipe necesaria”, la acusada decidió dar su versión y resaltó que no notó en Florencia “ningún comportamiento” que la llevara a pensar que podía estar sufriendo una tortura.

Antes, la abogada de Di Marco, Karina Mantelli, había pedido la nulidad de los autos de procesamiento y de la acusación fiscal, el desistimiento de testigos y la declaración de la única imputada en la causa.

La defensora cuestionó que la acusación del fiscal de primera instancia, Esteban Roche, es “una copia” del auto de procesamiento dictado por la jueza de instrucción, Virginia Palacio, y que no está argumentada la acusación contra la encartada. “Se violaron los principios de congruencia y de legalidad”, sostuvo Mantelli en su alocución.

“Los delitos de omisión deben estar debidamente consignados y en este caso no lo están. Así planteado, a mi defendida la acusan de los abusos directamente. Para evitar sentencias arbitrarias pido las dos nulidades”, dijo Mantelli.

Además, pidió la libertad inmediata de la imputada, al considerar que no existe riesgo procesal de fuga o entorpecimiento de la investigación. “Hace dos años que está detenida y tiene domicilio fijado en San Luis”, fundamentó la letrada.

Respecto de los testigos, Mantelli pidió desestimar 70 testimonios ya que hacían referencia, sobre todo, al homicidio de Florencia, cometido por Lucas Gómez.

El Tribunal hizo lugar a la desestimación de los testigos, pero sobre los pedidos de nulidad se concedió resolverlo en el momento de dar a conocer la sentencia. Luego, convocó a Di Marco a prestar declaración. La mamá de Florencia se explayó sobre el desconocimiento de los abusos que sufrió la pequeña de 12 años durante un largo tiempo, antes de ser asesinada de manera brutal.

Carina contó que conoció a Gómez cuando Florencia tenía dos años y medio, que consumía alcohol y drogas. También dijo que transitó los últimos meses de embarazo de su cuarto hijo sola porque su pareja decía que no era de él.

Además, negó que alguien le haya comentado sobre si su hija sufría abusos y que si ella como madre hubiese sabido no tendría a su hija “en un cajón”.

“Nadie me comentó nada ni noté ningún comportamiento extraño de parte de ella. Flor nunca me dijo nada que me preocupara. Una madre no hace eso, como miente la gente, que Dios los perdone”, sostuvo Di Marco.

El juicio continuará este martes, desde las 9.00 de la mañana, en la Sala de Debates Orales N°2.

Por este hecho, el fiscal de Instrucción, Roche, solicitó una pena de 17 años y 6 meses de prisión. Tanto para el funcionario del Ministerio Público como para la jueza que investigó el caso, Palacios, Di Marco sabía que su pareja Lucas Gómez abusaba de la niña de 12 años desde hacía tiempo y no hizo nada para detener esa situación.

El Tribunal que la juzga está conformado por Hugo Guillermo Saá Petrino (presidente), Fernando Julio De Viana y Gustavo Adolfo Miranda Folch (vocales); y la Secretaria Griselda Murcia. Como Fiscal de Cámara interviene Fernando Rodríguez.

Florencia fue encontrada muerta debajo de un puente en las afueras de la localidad Saladillo, en marzo de 2017. Luego del hallazgo del cuerpo, que presentaba signos de violación y estrangulamiento de acuerdo a los informes forenses, la justicia le dictó la prisión preventiva a Gómez como principal sospechoso del hecho. Fue alojado en el penal de Pampa de las Salinas, donde días después se suicidaría.

× ¿Te ayudamos?