Caso Lucas González: el abogado pidió que detengan a los policías

Alfredo Olivan, abogado de los tres policías de la Ciudad de Buenos Aires que mataron a Lucas González aseguró este viernes que no se descarta una orden de detención para los efectivos. A su vez, afirmó que cuando dispararon, sus defendidos “estaban investigando hechos graves, de tráfico de droga”.

“Cuando una persona dispara es porque siente o imagina una agresión. Hay que ver que sintieron: no habían ido a pasear”, agregó el letrado respecto a los agentes policiales: el oficial Juan José Nieva, oficial mayor Fabián Andrés López y el inspector Gabriel Alejandro Isass. Los tres fueron desafectados de sus cargos.

“La situación de ellos es de tristeza, es de dolor, obviamente no comparable al de los familiares de Lucas. Es una situación de dolor por una muerte lamentable. Nadie desea una muerte, sólo tratan cumplir su misión”, sostuvo su abogado, en diálogo con TN.

Según los primeros datos del expediente, los policías dispararon 12 veces contra la Suran con tres armas diferentes.

“Los disparos que causaron la muerte fueron dos. Hay que determinar cuántos disparos salieron de cada arma. No puedo confirmar que los tres policías hayan disparado. Nadie sabe quién es el autor de esos dos disparos que le causaron la muerte del chico”, dijo este viernes el abogado de los efectivos desafectados.

“La investigación tiene que aclarar por qué ellos no estaban de uniforme. Estaban ahí por una orden judicial. Por qué siguieron a ese auto, qué pasaba con ese vehículo en el que iba la persona que lamentablemente falleció”, agregó.

Por su parte, Gregorio Dalbón asumió la defensa de la familia de Lucas González y pidió la detención de los policías: “Vamos a actuar con toda la ira”

El abogado penalista Gregorio Dalbón asumió este viernes la defensa de Cintia López y Mario González, los padres de Lucas. El letrado prometió “actuar con toda la ira” para “hacer cesar la violencia institucional” y exigió la detención inmediata de “los asesinos que mataron a sangre fría” al adolescente de 17 años.

Cintia, la madre del joven, también pidió que los efectivos “estén presos” y “paguen” por lo que le hicieron a su hijo. Mario, por su parte, convocó para el lunes a “una marcha pacífica” frente al Palacio de Tribunales, “con una vela y banderas argentinas”.

El hombre llamó a movilizarse “a todos los padres para que esto no pase nunca más” y pidió a la sociedad que no los “abandonen”.

Fuente: Crónica

× Whatsapp