Caso Sacayán: histórica condena a prisión perpetua por odio de género

Diana Sacayán, una conocida referente de la comunidad trans que impulsó las leyes de Identidad de Género y del cupo laboral trans, fue asesinada de 13 puñaladas en su departamento del barrio porteño de Flores en octubre de 2015. Después de tres años, el único imputado, Gabriel Marino, fue condenado a prisión perpetua.

 

En un fallo histórico que sienta precedente, el Tribunal Oral en lo Criminal 4 sentenció este mediodía a prisión perpetua a Marino como coautor del “homicidio agravado por odio de género y violencia de género” de la dirigente trans. En ese sentido, el fiscal Ariel Yapur aseguró durante el juicio que “la virulencia del ataque encuentra explicación en el odio a la identidad de género de Diana y en su expresión”, teniendo en cuenta que la víctima presentaba lesiones en “las zonas que hacen a su identidad como mujertravesti”.

 

“Lo más importante es que este juicio aunó las fuerzas del colectivo travesti, trans y feminista”, dijo la activista Lara Bortolini en la puerta de los tribunales porteños, tras la lectura de la sentencia.

 

Gabriel Marino, de 25 años, fue detenido pocos días después del homicidio. La investigación dio por probada su relación con la víctima, a quien contactaba por teléfono y a través de las redes sociales y a quien visitaba seguido, además, en su domicilio.

 

El acusado reconoció que había tenido encuentros sexuales con Sacayán, aunque negó haberla matado y, en cambio, sostuvo que la noche del crimen cuando llegó al departamento encontró a la víctima discutiendo con otro hombre.

 

Según su versión, fue Sacayán quien tomó un cuchillo pero le fue arrebatado por el agresor y este la apuñaló. No pudo convencer con su relato a la Justicia y terminó imputado por “homicidio triplemente agravado por haber sido ejecutado mediando violencia de género, por odio a la identidad de género y con alevosía, y robo”.

 

El cuerpo de Sacayán fue encontrado atado de pies y de manos. La autopsia reveló que tenía 27 lesiones en su cuerpo, de las cuales 13 habían sido causadas por un arma blanca.