Catalfamo: “La Ley Corta es una gran ley de negocios”

El Senado de la Nación dio media sanción al proyecto de ley de comunicaciones convergentes, también denominado como “ley corta”. El proyecto fue aprobado por 46 votos a favor y 11 en contra, al cabo de un debate que se extendió poco más de tres horas y media y en el que se destacó que se trata de “una ley corta” y se habló del compromiso de hacer próximamente una ley sobre contenidos.

La iniciativa, que recibió modificaciones en su tratamiento en comisiones, permitirá que las compañías telefónicas puedan insertarse en el mercado del cuádruple play (telefonía tradicional, telefonía celular, televisión por cable e internet).

El miembro informante del oficialismo fue el senador nacional Federico Pinedo quien defendió el proyecto remarcando que el mismo tiene “dos objetivos importantes: es antimonopólico y viene a contribuir a la satisfacción de una necesidad social extremadamente urgente como es la posibilidad de tener conectividad en todos los rincones de la Argentina”.

A su juicio, la iniciativa permitirá que los argentinos “puedan acceder a sistemas de banda ancha y operar en internet, y gozar de los distintos servicios de telecomunicaciones en todo el país”.

“En otras épocas quizás no haya sido tan relevante”, expresó, pero consideró que hoy día, sin conexión a internet, los ciudadanos “están definitivamente afuera de las posibilidades de realizar sus proyectos de vida en igualdad de condiciones con el resto de los países del mundo”.

Por su parte, el titular de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, Alfredo Luenzo, rescató el “trabajo mancomunado” de muchas personas y un diálogo con todos los sectores, en el que “hemos aportado una cuota de federalismo muy alta, que es lo que no tenía el primer proyecto”.

Por otro lado, y a la hora de los cierres, el senador Fernando “Pino” Solanas se mostró muy crítico. “Se está abriendo las puertas a una extraordinaria concentración comunicacional”, denunció, advirtiendo que “estamos a contramano de la tendencia mundial. ¿En qué país del norte un mismo grupo puede tener diario, una radio, un canal abierto, un canal de cable, internet, telefonía fija y celular?”.

Por su parte, la senadora nacional por San Luis María Eugenia Catalfamo, comenzó su intervención lamentando que no se haya debatido una ley integral de convergencia y sentenció “con la aprobación de esta ley vamos camino a un mercado concentrado, duopólico que principalmente va a poner en posición superior a dos grandes empresas: Telefónica y Clarín; y va a relegar al resto de las empresas a una posición secundaria o marginal”.

Catalfamo resaltó que “este proyecto no me parece innovador, no me parece integral, no me parece convergente. Me parece que se trata de una gran ley de negocios”. Y añadió que “en el artículo 2 de esta ley incluso se agravan las asimetrías”.

Puntualizó además que “este proyecto afecta seriamente la libertad de expresión y el derecho que tenemos como consumidores ya que se van a reducir las fuentes informativas. La gente que vive en el interior del país se va a ver obligada a consumir canales nacionales, quitándonos nuestro sentido de pertenencia”.

Sobre el final Catalfamo señaló que “la fusión de Cablevisión con Telecom es la más grande en América Latina, y sumada a esta Ley Corta que se está debatiendo, deja en claro y a la vista de todos cuáles son las intenciones del Gobierno Nacional respecto de las comunicaciones: cumplir con distintos condicionamientos que imponen los grandes grupos económicos de este país, pero además con los de distintos agentes internacionales sin importarles nada de lo que pueda llegar a suceder con las personas que habitan en este país que les toca gobernar”.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires