Cayó uno de los narcos más temibles de Brasil: vivía en la casa de un argentino

Se trata del tercero en la cadena del temido Primer Comando Capital, uno de los grupos más sanguinarios de la región. El dueño de la casa que habitaba es un ex delantero de Vélez.

Eduardo Aparecido de Almeida, alias “Piska”, vivía tranquilamente en uno de los barrios más exclusivos de Asunción, sin que exista registro de su ingreso al país y con un policía nacional en activo que le servía de escolta privado.

Piska es el tercero en la cadena de mando del peligroso cártel Primer Comando Capital y fue arrestado tras un procedimiento policial-judicial llevado a cabo en el lujoso domicilio del Barrio Herrera de la capital paraguaya en el que vivía, cuyo dueño es el ex Vélez y Cerro Porteño, Roberto Nanni.

Según la policía del país vecino, el brasileño es líder de la célula criminal “Raio X”, perteneciente al PCC, y es buscado por la justicia brasileña por varios delitos, entre ellos secuestro, asociación criminal y narcotráfico.

Durante el allanamiento se constató que de Almeida tenía como protección a un agente de la Policía Nacional, el oficial primero Carlos Alfredo Mendoza. Se mencionó incluso que el policía entregaba su documento personal al capomafioso para que este pueda circular tranquilamente por Asunción y alrededores sin que sea molestado.

En dicha oportunidad, un grupo de aproximadamente 60 personas, sitió por completo la ciudad utilizando poderosas armas de fuego como fusiles automáticos M16, AK47 lanza granadas, explosivos en gel, granadas de mano y fusiles .50 antiaéreos, para llevarse poco más de USD 11 millones, en uno de los robos más grandes conocidos en tierras guaraníes.

 

Fuente: Minutouno