Celos pueden llegar a ser causal de divorcio

La Corte Constitucional determinó que los celos enfermizos sí son causal de divorcio, porque incluso pueden llegar a ser “violencia psicológica”.

En fallo de tutela la Corte ordena a los jueces de familia actualizar sus bases jurídicas para considerar los celos excesivos como violencia intrafamiliar y, por tanto, motivo para anular un matrimonio cuando uno de los integrantes de la pareja lo solicite.

Así lo determinó la Corte, con ponencia de la magistrada Gloria Stella Ortiz, en un fallo de tutela que analizó un caso que reflejaba que los celos pueden ser violencia psicológica.

El fallo también le pide al Congreso de la República que legisle para contrarrestar, además la discriminación contra la mujer y exhortó al Gobierno a ahondar en esfuerzos para transformar los valores culturales que mantienen índices de machismo en la sociedad.

La magistrada Ortiz explicó que se hizo un análisis de la causal de divorcio y se encontró que la violencia física ha tenido un desarrollo mucho más claro, “mientras el tipo de violencia psicológica ha sido un tema tabú”.

“Después de estudiar el caso puntual llegamos a la conclusión de que los celos que padece el compañero de la señora que radicó la tutela se constituyen en una forma de violencia psicológica que debía ser valorada en la decisión del juez”, explicó.

En ese sentido, los jueces de familia podrán tomar como prueba para autorizar el divorcio un examen de Medicina Legal o un peritaje de un experto o psicológico y aclaró esto se presenta cuando hay situaciones límites y son aquellas que vemos considerando que los celos son obsesivos y en algunos casos violentos.

“En el caso puntual estudiamos un dictamen de Medicina Legal, pero habrá en otros casos que solo se necesite un peritaje de expertos o psicólogos, el hecho es que se pueda demostrar al juez la situación por la que se está atravesando”, precisó.

Fuente: El Colombiano