Celulares en peligro: estas son las malas prácticas que ponen en riesgo las baterías

Debido a la falta de información, sometemos la batería del celular a largas cargas o no lo enchufamos hasta que no esté en cero, ambos extremos producen un daño a largo tiempo y además, rebajan su utilidad. Por este motivo, es sumamente relevante estar al tanto de lo que se debe y no se debe implementar con el celular.

La mayoría de las personas no se preocupan por las baterías de sus smartphones, ya que le dan mucha más importancia a la pantalla o a las fundas porque son elementos que se ven. En el colectivo imaginario, se cree que solo es cuestión de conectar el aparato, pero el asunto es más serio y complejo, por el hecho de que esta parte, funciona como el motor de un auto.

Es importante destacar que estos elementos de comunicación, almacenan una enorme cantidad de energía y entregan una alta corriente al servidor de electricidad hogareño. Por este motivo, los especialistas en tecnología destacan la necesidad de cuidar no únicamente el teléfono, sino también los gastos de luz de casa. 

Estas malas prácticas son de vieja data, pero todavía estamos a tiempo de cambiarlas para nuestro bien. Presta atención a esos malos usos y tenelo en cuenta para evitar que la vida útil del móvil disminuya considerablemente mes a mes.

Usar un cargador falso:

Es una de las acciones más comunes. Todos en algún momento perdimos el cargador o se nos rompió el original, entonces recurrimos a los que se venden en ferias o en locales no autorizados. Se piensa que su efectividad es la misma porque el móvil obtiene energía de ellos, sin embargo, esta afirmación es errónea.

Es sabido que los enchufes verdaderos suelen ser más caros y a veces son difíciles de conseguir, pero es sumamente relevantes que intentes comprar un producto de calidad que no perjudique tu celular y que le pueda dar vida útil.

Cargar siempre al 100%:

Aunque parezca extraño, cuando la batería del móvil llega al total de su capacidad, se deteriorará. Cada 100% es un ciclo, es decir, cada vez que se enchufa pierde un lapso de vida.  Los que conocen del tema, dicen que la mejor opción es que la carga entre el 20% y 80-85 %.

Si soles hace este tipo de prácticas, tu celular pude durante la mitad de lo establecido por el fabricante. Mientras menos este en conexión a la corriente del hogar, mejor funcionara. En conclusión, lo ideal son las cargas cortas de pocos minutos.

Mantener el celular apagado por varias horas

Si cargas la batería, lo ideal es que lo utilices. Enchufar el aparato y dejarlo descargas sin ningún fin, disminuye muchísimo la capacidad inteligente del teléfono. De este modo se genera un proceso de degradación que podría no encender más el sistema operativo.

Dejar la batería en cero por ciento

Con esta acción se genera un sobreúso de la batería, que puede desencadenar un desgaste rápido del elemento. Muchos creen que terminar el día con la batería en cero refleja un máximo rendimiento de la persona y del móvil, pero la realidad no es así.

Exponer el teléfono a un clima extremo

Las baterías son muy sensibles a los cambios extremos de condiciones ambientales, por eso se dice que una acción de este tipo degrada la potencia y hasta incluso puede quemarla. Hay que entender que el celular no fue fabricado para aguantar ni muy altas ni muy temperaturas, por eso no lo dejes ni en la playa, ni en la nieve, ni cerca de una heladera o estufa.

Recalentar el celular

Tener muchas aplicaciones abiertas no es bueno para el aparato, puede producir una sobreexpansión de sus capacidades sistemáticas. Es cotidiano, notar que el móvil esté caliente y posiblemente esa sea la causa. No dejes más de 3 apps en conexión.

Fuente: Crónica- Tecnología