“Chaquetazo” de médicos frente al Congreso contra el aborto legal

Un grupo de médicos realizaron este domingo una protesta frente al Congreso Nacional en rechazo al proyecto para la legalización del aborto.

Bajo el denominado “chaquetazo”, decenas de profesionales de las salud se concentraron desde el mediodía en la intersección de las calles Entre Río y Rivadavia. Las manifestaciones se replicaron más tarde y con las mismas consignas en las principales ciudades de otras provincias, como Córdoba, Mendoza, Paraná y San Miguel de Tucumán. En San Luis estaba previsto que se realize durante el Festival Provida que fue cancelado por las condiciones climáticas.

La semana pasada, un grupo de clínicas y sanatorios privados publicaron una solicitada en el diario La Nación para pedirle a los senadores que incluyan en el proyecto de legalización del aborto la objeción de conciencia para las instituciones y sus directivos. La ley, que ya tiene media sanción de Diputados, está siendo debatida en la Cámara alta, que debe votar la iniciativa el próximo 8 de agosto.

“No es posible que los trabajadores de la salud o las instituciones sanitarias privadas y sus directivos sean obligados a llevar a cabo una práctica bajo la amenaza de quedar expuestos a la imputación de un delito penal o de estar amenazados por graves sanciones administrativas”, señalaron los establecimientos médicos.

La movilización surge como la antesala de la denominada Marcha por la Vida, que se realizará este lunes en diferentes puntos de la Ciudad de Buenos Aires. Este lunes, las ONG Unidad Provida y Marcha por la Vida convocaron a movilizarse desde la avenida Maipú y la calle Julio A. Roca, en la localidad bonaerense de Vicente López, hasta la quinta presidencial de Olivos para manifestarse en contra del proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo.

El próximo sábado, en tanto, diferentes organizaciones religiosas, avaladas por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), se concentrarán frente al Obelisco bajo la consigna “Salvemos las dos vidas”. El mismo 8 de agosto, las agrupaciones cristianas realizarán una protesta frente al Congreso junto a representantes evangélicos.