Cinco adolescentes denunciaron que fueron abusadas en una fiesta de egresados en Mendoza

Una fiesta de egresados en un salón de las Heras terminó en un escándalo este fin de semana. Al menos cinco estudiantes de 17 años denunciaron haber sido abusadas por personal de seguridad contratado por el salón.

 

Más de 300 adolescentes de las 12 divisiones de un colegio se reunieron en domingo en el predio Los Pescadores para hacer la presentación de sus buzos de egresados. La celebración se interrumpió a mitad de la noche, cuando un grupo de chicos vio que uno de los custodios intentaba llevar a su auto a una de sus compañeras.

 

Alarmados, fueron a pedirle ayuda al dueño del salón que habían alquilado pero la respuesta que recibieron fue otro golpe inesperado. “Ay niñitas, fue amor a primera vista. Déjenlos”, declararon que les dijo el hombre, que no hizo nada para evitar que se la llevara, reveló Diario Uno.

 

Entonces mientras algunos llamaban a la policía, otros fueron por sus propios medios a increpar al empleado. Pudieron rescatar a la chica pero no evitaron que se diera a la fuga, con la complicidad del propietario del lugar que le habría abierto el portón.

Después se supo que otras cuatro adolescentes se habían retirado antes de la fiesta por motivos similares. Según el diario, todas manifestaron haber sido manoseadas por el personal y llamaron a sus padres para que las fueran a buscar.

 

En medio del impacto por las denuncias de abuso, los padres se enteraron que el contrato para el evento no había sido firmado por ningún adulto, sino por dos alumnos a quienes el dueño del local les había aceptado la firma, a pesar de ser menores de edad.

 

La joven que rescataron cuando uno de los acusados estaba por subirla a su auto se presentó en la Oficina Fiscal Nº 6 junto a sus padres, y dio su versión de lo ocurrido todavía en estado de shock.

 

Fuente: TN

× ¿Te ayudamos?