Comenzó el juicio contra el instructor que hirió de muerte a la cadete Casandra Fernández

La Cámara Penal Nº1 de la ciudad de San Luis comenzó a juzgar este viernes al oficial principal Walter Rubén Miranda, el instructor que hirió de muerte a la cadete de la Policía Casandra Fernández, en una práctica en el cerro Retana, en noviembre de 2012.

La primera audiencia del debate oral se desarrolló en la Sala de Juicios Orales Nº 1 de la Primera Circunscripción Judicial. Se prevé que a lo largo del proceso declaren 139 testigos.

La causa está caratulada “PEX 132772/12 MIRANDA WALTER R. (IMP) – FERNÁNDEZ PASCUAL CASANDRA (DAM) – HOMICIDIO CULPOSO”. El único imputado es Miranda, quien llega a juicio oral acusado de “Homicidio culposo” y enfrenta un pedido de cuatro años de prisión y 9 años de inhabilitación especial para el uso de arma de fuego.

El Tribunal que lo juzga está compuesto por Silvia Inés Aizpeolea, José Luis Flores y Hugo Guillermo Saá Petrino como subrogante deJorge Eduardo Sabaini Zapata, quien instruyó la causa cuando era Juez de Primera Instancia.

El Ministerio Público Fiscal está representado por la Fiscal de Cámara Carolina Monte Riso, el Estado Provincial –por la condición de Funcionario Público de Miranda- es representado por Velia Guil de Fiscalía de Estado y el particular damnificado, representado por el abogado Jorge Merlo. Por la otra parte, la defensa técnica del imputado es ejercida por los letrados Guillermo Sánchez Pagano y Andrés Fernández.

Iniciado el debate oral y público, se consideró en primer lugar un pedido realizado el 10 de diciembre por la defensa en la que se solicitó se concediera al imputado el beneficio de la suspensión del juicio a prueba (probation), a lo que el Ministerio Público Fiscal se opuso.

De todos modos, la fiscal, al igual que el particular damnificado, adhirieron al pedido de la defensa, que solicitó al Tribunal se expida al respecto.

Luego, todas las partes estuvieron de acuerdo en la necesidad de escuchar el testimonio de todos los testigos presenciales, a los fines de poder dilucidar los hechos.