Comenzó el juicio por el femicidio de Brenda Arias

En la primera jornada del juicio por el femicidio de Brenda Arias, ocurrido en julio de 2009 en Villa del Carmen, el único imputado, Juan José Murúa, se abstuvo de declarar ante el Tribunal de la Tercera Circunscripción Judicial que lleva adelante el debate oral.

Murúa debió ser trasladado desde la cárcel de Villa Dolores, Córdoba, para presenciar el debate oral en su contra.

El imputado ya tuvo dos condenas en su contra por otro tipo de delitos pero con un patrón común de víctimas: las mujeres. Según se supo en el comienzo del juicio por el crimen de Brenda, Murúa fue sentenciado por un hecho de violencia de género (la damnificada fue Carolina Pereyra, una amiga de Brenda) y otra por intento de abuso de una menor de edad. Además, figura como sospechoso en otra causa por la desaparición de una mujer y su hija, ocurrida en el interior cordobés en 2015.

En la primera audiencia del debate, ante la negativa del acusado de hacer uso de la palabra, comenzaron a desfilar los testigos: en primer lugar hablaron las últimas personas que vieron con vida a la joven que al momento de ser asesinada tenía 19 años. Entre ellos, Miguel Ángel Arias, papá de Brenda, vecinos de la localidad y un investigador de Córdoba, que sigue los pasos de Murúa.