Comerciantes de Villa Mercedes pidieron más flexibilización y poder abrir los sábados

Comerciantes de Villa Mercedes realizaron una protesta para pedir mayor flexibilización de la cuarentena en esa ciudad. Sobre todo, los propietarios de negocios solicitan poder abrir los sábados. Otros, que no fueron habilitados aún, pidieron ser incluidos dentro de las actividades exceptuadas.

Por la cuarentena, los restaurantes, bares, gimnasios, salones de eventos y entidades deportivas, entre otros, tuvieron que cerrar los locales y frenar las actividades. Algunos pudieron reanudarlas en las últimas semanas.

La grave situación financiera por la que atraviesan los motivó a pedir una mayor flexibilización, teniendo en cuenta el estatus sanitario que alcanzó la provincia, aplicando los protocolos correspondientes para cada caso.

Los comercios minoristas pueden funcionar de lunes a viernes de 9 a 17. “Las bajas ventas perjudican y sólo buscamos aumentar la posibilidad de trabajar, por eso pedimos abrir los sábados que hay una menor circulación de personas en el centro de la ciudad”, indicó Luis Zeni, comerciante de Villa Mercedes

“Esto es una desgracia comercial, en un relevamiento de cuatro manzanas cerraron 40 locales, por eso buscamos que se flexibilice un poquito más y que el señor Gobernador (Alberto Rodríguez Saá) tenga comunicación con nosotros”, dijo Zeni.

Luego de permanecer cerrados 45 días, la reapertura de los comercios cuesta y la costumbre de la siesta en San Luis se va perdiendo. “No encontramos motivo de por qué no se puede abrir los sábados, la idea es que no haya aglomeramiento de gente y que también puedan salir a comprar”, agregó el comerciante.

Por otra parte, Zeni aseguró que “están todos enojados porque vinieron todos los impuestos aumentados, por ejemplo, mi comercio estaba cerrado y me tiraban las boletas por debajo de la puerta, todo lo que es luz, gas, vino igual como si hubiésemos trabajado los 45 días”.

“Nadie obtuvo ayuda de Nación, sólo las pequeñas Pymes que pudieron pagar la mitad de los sueldos. Todo generó muchos despidos y se tuvo que hacer un arreglo para pagar los alquileres”, detalló Zeni.

El comerciante concluyó: “Nosotros solo queremos trabajar, no buscamos plata a lo sumo se pedirá que nos esperen con los impuestos, pero queremos que sean más flexibles y nos escuchen”.