Cómo aprovechar la cáscara de la sandía: 2 ideas fáciles para reducir el desperdicio en la cocina

La cáscara de la sandía ofrece un interesante abanico de nutrientes que nos ayudan a estar más saludables. Además de alto contenido de agua, destaca su aporte de fibras y vitaminas A, C y del complejo B. No obstante, estamos habituados a tirarla y consumir sólo la pulpa de esta fruta.

Dulce de cáscara de sandía: exquisito y económico 

Para los amantes de los dulces, esta es una opción muy económica y deliciosa para aprovechar la cáscara de la sandía. En esta receta tradicional, usaremos cinco ingredientes, pero puedes sumarle cáscara de naranjas u otros cítricos, clavos de olor y otras especias para aromatizar. Echa un vistazo al paso a paso:

Ingredientes:

  • Cáscara de sandía: 500 gr (sólo la parte blanca, sin la piel verde)
  • Azúcar moreno: ½ taza
  • Agua: 750 ml (+ 2 litros para remojar las cáscaras)
  • Canela en rama: al gusto
  • Bicarbonato de sodio: ½ cucharadita

Cómo hacer dulce con cáscara de sandía: 

  1. En un recipiente, colocamos la cáscara de sandía de remojo en agua con bicarbonato. Después de unas cuatro horas, quitamos las cáscaras y las lavamos con agua limpia.
  2. En una cacerola grande, colocamos los 750 ml de agua y el azúcar. Llevamos a fuego medio y, cuando rompa el hervor, agregamos la cáscara de la sandía y la ramita de canela. Dejamos hervir durante una hora.
  3. Apagamos el fuego y dejamos reposar hasta el día siguiente.
  4. Al otro día, hervimos nuevamente el dulce (a fuego medio) hasta que quede espeso y tenga un color dorado/caramelo. Apagamos el fuego y dejamos enfriar.

¡Listo! Tras seguir estos pasos sencillos, ya tendrás un exquisito dulce de cáscara de sandía para disfrutar. También puedes guardarlos en frascos de vidrio (idealmente con cierre hermético) y almacenarlo en la nevera por varios días o incluso semanas.

Ensalada con cáscara de sandía: ideal para un día cálido

Los días más cálidos piden comidas ligeras y refrescantes, que nos ayuden a mantener una óptima hidratación. Y esta ensalada con cáscara de sandía cumple todos estos requisitos: nutritiva, hidratante y, claro, muy sabrosa. Mira cómo prepararla:

Ingredientes: 

  • Cáscara de sandía: 1 taza
  • Tomates cherry: 10 unid (enteros o cortados a la mitad)
  • Cebolla morada: ½ unid cortada en láminas finas
  • Queso feta: 5 a 8 láminas finas (u otro queso de tu preferencia)
  • Pepino: ½ unid cortada en rodajas finas
  • Hojas verdes: a voluntad (las que más te gusten: lechugas, rúcula, espinaca, etc.)
  • Sal, limón o vinagre y aceite de oliva: al gusto

Cómo hacer ensalada con cáscara de sandía:

  1. Nuestro trabajo, en realidad, no será elaborar la ensalada, sino preparar la cáscara de la sandía algunos minutos antes, para que la podamos disfrutar de la mejor manera. Para ello, basta con hervirla en abundante agua hasta que esté tierna, escurrirla y dejarla enfriar en temperatura ambiente.
  2. En seguida, cortamos la cáscara de sandía en dados pequeños y preparamos nuestra ensalada como siempre, mezclando todos los ingredientes en un bol o recipiente.
  3. Por último, añadimos sal, limón o vinagre y aceite de oliva al gusto para condimentar.

Como toda ensalada, esta admite muchas variaciones y adaptaciones. Verás que, una vez hervida, la corteza de la sandía adquiere un sabor más suave y neutral, así que podrás combinarla con diferentes ingredientes y usarla en numerosas recetas. Anímate a experimentar también un sabroso gazpacho con cáscara de sandía, piñones y bastante ajo. ¡Te encantará!

Fuente: OkDiario

× Whatsapp