Cómo aprovechar las rutas provinciales y las vías férreas nacionales para el desarrollo productivo

AUDIO: FEDERICO BOEHLER (PRODUCTOR)

{mp3}boehler08102019{/mp3}

 

Una familia que desarrolla emprendimientos rurales en distintos puntos de la provincia envió, el viernes de la semana pasada, un tren con casi 9 mil toneladas de granos (maíz y soja) hacia el puerto de Rosario para su exportación a Europa. La formación partió de la estación La Travesía, situada sobre la Ruta 11, en cercanías a Alto Pelado.

Federico Boehler, integrante de la familia, contó que la iniciativa consiste en acopiar granos de un radio de 50 km a la redonda, partiendo desde la estación de tren, a través de bitrenes. Una vez en el lugar, se cargan los vagones de la formación ferroviaria perteneciente a la empresa estatal Trenes Argentinos de Carga y Logística.

Con ese proyecto, la empresa familiar logró reducir los costos y tiempo de traslado de su producción hacia los puertos.

“Hicimos una inversión muy básica: una fosa que le entran 8 toneladas, con dos roscas extractoras que sacan, entre las dos, 200 toneladas por hora. No hicimos grandes inversiones porque muchas veces cambian las reglas de juego o cambian los gobiernos”, señaló Boehler.

El productor explicó que las vías, rectificadas por el Estado, permiten que “cada 15 kilómetros haya una estación de trenes”, por lo que sería ideal que los ruralistas de la zona aprovecharan esa posibilidad de traslado. “El flete corto es mejor hacerlo con la logística actual, con camiones y bitrenes”, aclaró.

También rescató el desarrollo de los caminos provinciales, que permiten el transporte de carga pesada en lugares donde antes hubiese sido imposible. “En Alto Pelado no habría nada desarrollado sino fuera que la provincia hace 10 años hizo una ruta en el medio del desierto. Toda la Ruta 11 desde la Ruta 27 hasta Zanjitas era una cadena de médanos que no había forma que ningún productor fuera tan valiente para meterse a laburar ahí”, reconoció.