Cómo se actúa ante un caso sospechoso de coronavirus en San Luis

La especialista en infectología, María del Valle Chada, explicó que la metodología ante un caso sospechoso de coronavirus depende de la investigación de las personas con las que tuvo contacto el paciente 14 días previos a los síntomas. “Si vos sos una persona que estuvo encerrada en su casa y no tuvo contacto con ningún nieto que vino de otra provincia, tampoco con un camionero y no recibió encomiendas, es muy poco probable que los síntomas respiratorios que tengas sean por Covid”, indicó.

“Cuando alguien se comunica al 107 por síntomas respiratorios, el cuadro lo revisa epidemiologia y a partir de ahí se activa o no el protocolo que implica rastrear las personas con las que estuvo en los últimos 14 días, que es el período de incubación, y sobre todo las 48 horas previas que es el período de contagiosidad”, continuó la infectóloga.

Y destacó que, si el paciente estuvo en su casa y no tuvo contacto con nadie, es descartado de portar el virus pero “no quiere decir que queda exceptuado al 100% sino que continúa siendo controlado por los médicos para también verificar sino padece otro tipo de enfermedad respiratoria”.

Además, recordó que en esta época del año son muy comunes las enfermedades respiratorias por las que surgen los síntomas como: fiebre alta, cefalea, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, tos seca, entre otros, que “es parecido al Covid y eso es lo malo que tiene, no posee síntomas atípicos que uno puede diferenciar de otras enfermedades”.

La provincia lleva más de 60 días sin ningún caso de coronavirus por lo que “se ve a la gente mucho más relajada”. Chada señaló que es preocupante como a partir de la flexibilización en San Luis “la gente salga a hacer cosas de forma exagerada y olvidan cuidarse”.

En este sentido, explicó que dejar de tener las conductas adquiridas para prevenir el contagio, como saludar sin un beso o sin dar la mano, podría derivar en la pérdida de una costumbre que sería muy difícil recuperar.

“Yo soy de dar un abrazo a mis pacientes, es mi forma de decirles que acá estoy; y se me hace muy difícil ahora tenerlos lejos porque ellos vienen a que les dé el abrazo y no puedo ni siquiera darles la mano… encima usar un barbijo donde no están viendo mi cara ni mi sonrisa ni mis gestos, no es nada fácil para nadie”, detalló Chada.

Respecto del reclamo de los camioneros residentes de San Luis que deben realizar la cuarentena al ingresar al territorio provincial, la doctora remarcó: “Está comprobado que una persona a dos metros de distancia no puede contagiar a otro al menos que sea en un lugar cerrado y pequeño”, y comentó que “los camioneros tienen que cumplir con los criterios de aislamiento social, usar barbijo, lavarse las manos y si no van a cumplir con eso, deben realizar la cuarentena correspondiente”.

Por último, dijo que “el mensaje a la comunidad en general es que no bajen la guardia, sigamos usando barbijo, guantes, alejémonos del paciente, es muy doloroso tanto para el médico como para el paciente la distancia que uno tiene que poner en el consultorio, incluso hasta incómodo, pero hay que entender que nos estamos cuidando”.

× Whatsapp