Cómo se preparan los salones de eventos para las fiestas de egresados en San Luis

Audio: Alejandro García, propietario del salón de fiestas La Higuera

Luego del anuncio del Gobierno que determinó que se podrán realizar las fiestas de Egresados de este año en la provincia, continúan los preparativos finales con protocolos de la mano del ministro de Educación, Andrés Dermeckoff y el Comité de Crisis.

El propietario del salón de fiestas La Higuera, Alejandro García, indicó que hubo más de una reunión para puntualizar en los protocolos que deberán cumplir y este martes hay una que determinará la fecha de comienzo de la primera fiesta.

El salón de La Higuera fue elegido por 40 grupos de estudiantes egresados de diferentes escuelas de la ciudad que habían comenzado a pagar las tarjetas de familiares hace dos años a un precio de $1.800 y García afirmó que “8 de esas fiestas fueron canceladas porque la gente desistió y no llegamos con los tiempos”.

El valor aproximado de lo que saldrán las entradas a las fiestas de este año es de $4 mil y además uno de los puntos a cumplir según el protocolo es que en cada fiesta no puede superar las mil personas en total, incluye al personal que trabaja en los eventos.

“La cantidad de gente depende de los PCR, los que se pueden hacer en la provincia son mil entonces nos tenemos que juntar prácticamente toda la gente que hace eventos y meter todos los chicos y analizar mil PCR nada más, de ahí va a depender la cantidad de familiares que podrán invitar”, explicó el propietario de La Higuera.

Y ejemplificó: “Si tenemos 300 egresados podrán llevar dos familiares nada más porque serían 900 más o menos más el personal que trabaja, en cambio, si hay menos egresados pueden llevar hasta 5 familiares, porque todo lo limita la cantidad de PCR que se puede hacer en la provincia”.

Otro de los puntos que tiene el protocolo es que “todos los que asistan a la fiesta van a tener que tener el PCR tres días antes y seis días antes nosotros tenemos que entregar las listas con nombre completo y DNI de las personas que asistirán; este año la entrada es el DNI de la persona no una tarjeta como años anteriores”.

García remarcó que se encuentran a la espera de que el Gobierno Nacional levante el DNU que en San Luis se extendió hasta el 29 de noviembre para poder avanzar, “ya estamos listos, todo va a ser como una fiesta normal con mucho protocolo y mucho cuidado sobre la gente”.

Y concluyó: “Lo que menos queremos es que haya un contagio masivo, esto es un comienzo para nosotros y todos queremos trabajar, pero tenemos el temor que tienen todos, queremos trabajar, pero no contagiarnos y así vendrán todas las fiestas que no permita hacer el Gobernador”.

× ¿Te ayudamos?