Cómo será el nuevo Hospital Central “Ramón Carrillo” de San Luis

El gobernador Alberto Rodríguez Saá firmó este martes el llamado a licitación para la construcción del nuevo Hospital Central de San Luis, a la que consideró como “la mayor obra de la historia de la Provincia”.

Antes, había realizado el acto simbólico de colocar la piedra fundamental del edificio, en la intersección de las avenidas Eva Perón y autopista de las Serranías Puntanas, en jurisdicción de Juana Koslay.

La Provincia destinará $6.803.178.922 para la construcción del centro de salud que llevará el nombre de Ramón Carrillo, anticipó el mandatario.

La obra será de 51.696 metros cuadrados que estará ubicada sobre 32 hectáreas en cercanías a Terrazas del Portezuelo, en la intersección de la avenida Eva Perón y la autopista de las Serranías Puntanas.

Contará con la máxima tecnología en medicina, y estará abierto no sólo para atender sin cargo a los sanluiseños, sino también a los pacientes de todo el país que necesiten tratar alguna dolencia o enfermedad.

El edificio proyectado será del tercer nivel de atención, octavo nivel de complejidad con docencia universitaria, establecimiento tipo III-2.
Tendrá capacidad para 400 camas de internación, el doble de lo que actualmente tiene el Hospital San Luis. Contará con 16 quirófanos, residencias médicas y docencia universitaria.

Además de la totalidad de las clínicas, contará con terapia intensiva, laboratorios de última generación, sectores de emergencia y urgencias, diagnóstico por imágenes, consultorios ambulatorios, área para personal y administración, hemodiálisis, unidad de cuidados intensivos, cirugía cardiovascular, hemoterapia, bioingeniería, sala de conferencias, aulas y biblioteca.

Poseerá la última tecnología en conectividad de alta velocidad con fibra óptica, que lo convertirá en el primer hospital digital del país.

La obra tiene un plazo de “460 días de ejecución, una superficie de parque de 32 hectáreas, una superficie de 54.000 metros cuadrados, una residencia con 40 departamentos y 400 camas; hoy sumadas las de San Luis y Mercedes no llegamos a 400, ésas van a quedar, pero vamos a tener 400 camas más para toda la alta complejidad”, explicó Rodríguez Saá en la presentación.

Y agregó: “También va a tener 16 unidades coronarias, 26 unidades de cuidados intensivos, 12 shock room, 2 salas para quemados, 5 para aislados, 332 comunes, 16 quirófanos, helipuerto, telemedicina e internet”.

“Y ahora para la revolución de la inteligencia y unir el siglo XX con el siglo XXI, vamos a contar con el sistema ‘Da Vinci’, que son operaciones que hace un robot, o sea, que van a estar robotizadas. Además vamos a tener un asistente médico que es el más grande del mundo que se llama ‘Watson’, que es un sistema que es inteligencia artificial y permite hacer consultas y nos va a decir el mejor tratamiento de la humanidad que podamos realizar, las mejores opciones, y va acumulando casos y trabaja sobre casi un millón ochocientos mil casos. Es lo más avanzado en el mundo de la inteligencia artificial. Todo esto lo vamos a tener acá en San Luis, en este lugar”, comentó el titular del Ejecutivo.

El gobernador, además, informó: “Vamos a tener las salas de residencia de los médicos y paramédicos, y residencia para las eminencias que nos visiten para ayudarnos y con salas de conferencia, y con todo lo que necesiten, como estamos haciendo también en Villa Mercedes con lo que es el Hospital Escuela”.

× ¿Te ayudamos?