Cómo son los cursos que se brindan en las oficinas de empleo que abre Nación en la provincia

Audio: Hugo Hissa, jefe de la Delegación San Luis del Ministerio de Trabajo de la Nación

Desde el Ministerio de Trabajo de la Nación en conjunto con el Gobierno de San Luis, gestionan la apertura de oficinas de empleo en municipios de la provincia, para generar ofertas laborales, sobre todo, destinadas a los jóvenes.

El jefe de la Delegación San Luis del Ministerio de Trabajo de la Nación, Hugo Hissa, explicó que este nuevo plan tiene tres ejes fundamentales que harán cumplir.

Un primer objetivo será invitar a los Intendentes de cada localidad a que abran las oficinas de empleo en sus municipios. “Ya hemos empezado desde la periferia al centro, realizamos reuniones virtuales explicando el proyecto en los departamentos de Ayacucho, Dupuy, Pringles, Belgrano y luego siguen Junín, Pedernera y Chacabuco”, detalló.

Y agregó que en San Luis ya están ubicadas las oficinas en calle Colón y Falucho, lo que resta es “firmar el convenio y la reapertura de las oficinas”.

Como un segundo eje, planteó la gran oferta laboral que ofrecen desde el Ministerio de la Nación en la que “los chicos que hacen el curso recibirán $4.500 los primeros 60 días, en los que se busca a vocación y se los prepara; son 8 clases mensuales de lunes a viernes, es decir, por 16 clases van a recibir $9.000 en total”.

Luego de transcurridos los dos meses, los inscriptos tendrán que presentar un proyecto, que una vez aprobado por el Ministerio, “se les acredita un monto para la compra de maquinarias”.

Y continuó: “No solo se les brinda un monto de $63 mil (que falta actualizar) si no que, durante 10 meses el Ministerio les paga $3.500 para sus gastos corrientes como la luz, movilidad, entre otros, y eso no se rinde, lo que si se rinde es el aporte para comprar los elementos básicos para comenzar cualquier actividad”, es decir, funcionará como un préstamo desde Nación que los emprendedores deberán devolver.

Por otro lado, Hissa resaltó que otro de los ejes fundamentales es que el trabajo será formal, “sin personas que trabajen, en términos vulgares, en negro”.