Cómo tomaron los gremios estatales el anuncio sobre la posible vuelta de la actividad en la administración pública

El gobernador Alberto Rodríguez Saá y la jefa de Gabinete Natalia Zabala Chacur anunciaron, este miércoles por la noche, que el Comité de Crisis analiza la forma de retomar la actividad en la administración pública provincial y en el ámbito educativo, ambas reducidas desde el inicio del aislamiento social obligatorio del pasado 20 de marzo.

“Durante este jueves comenzaremos a focalizar a los agentes, funcionarios y al personal docente, para determinar el modo de retomar la actividad, contemplando y respetando los protocolos de seguridad previstos frente a la pandemia del Covid-19”, anticipó la funcionaria.

Rubén Nemzoff, secretario general del Sindicato de Empleados Provinciales (SiEP), indicó que “lo normal es que si se van regularizando las distintas actividades, se vayan regularizando también el sector público”; aunque reclamó que el Ejecutivo no convocó al gremio para dialogar sobre la potencial flexibilización.

“Se debe volver a la normalidad como otros sectores, ya hay algunas Municipalidades que han vuelto a trabajar y, para evitar el amontonamiento, lo que se hace es trabajar de manera alternada. También los ciudadanos van a hacer trámites y no pueden estar todas las oficinas cerradas”, señaló el sindicalista.

Para normalizar el trabajo en la administración pública, Zabala Chacur explicó: “Todo aquel que clasifique como grupo de riesgo, deberá tramitar licencias, simplemente avisándonos; esta medida estará destinada a mayores de 60 años, embarazadas y quienes tengan enfermedades crónicas que los ubiquen en los grupos de riesgo. De esta manera nos permitirá dimensionar la cantidad de quienes estén aptos y, a partir de ahí, fijar la estrategia a seguir hasta llegar a la normalidad en las actividades”.

La decisión se tomó luego de más de 45 días sin casos positivos de coronavirus en la provincia y cuando ya se flexibilizaron numerosas actividades en la cuarentena.

Por otra parte, Soledad Correa Amiotti, secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación Pública (UTEP), señaló que el anuncio “no sorprendió” porque el sector tiene un diálogo más fluido con el Gobierno y recibieron un anticipo de la noticia

“Nos habían comunicado de la necesidad de empezar a abrir las escuelas, pensando en hacer guardias mínimas en el caso de los equipos directivos, porque hay trámites que deben realizar los docentes y la documentación quedó toda en la escuela. Hay que acercarse a la escuela, firmar papeles…hay docentes que tomaron cargos pero no hicieron posesión, entonces no van a cobrar. Además, está la necesidad de ver en qué condiciones están las escuelas”, indicó la gremialista.

También resaltó que debe comenzar a analizarse cómo será la vuelta a clases presenciales, que aún no tiene fecha.

× Whatsapp