Complicado arranque para los candidatos

Ya se jugó gran parte de la primera fecha del Mundial de Rusia 2018. Todavía restan algunos partidos de los últimos grupos (del orden alfabético en el que fueron dispuestos) pero ya hicieron su presentación los “candidatos”.

Por diferentes motivos, la prensa mundial especializada postuló a 5 selecciones como las principales aspirantes a quedarse con el trofeo. Pero ninguna de las 5 pudo demostrar su chapa en la presentación.

El viernes, España – candidata por su buen juego, porque en su liga juegan los mejores del mundo y porque la mayor parte del plantel está compuesto por jugadores de los dos mejores clubes del planeta, Barcelona y Real Madrid – apenas pudo empatar con Portugal.

Es cierto que tuvo un penal en contra y que su arquero, David De Gea, regaló el segundo gol. También es verdad que Cristiano Ronaldo tuvo una noche inspiradísima (marcó los tres goles de su equipo) y que “La Roja” bien pudo haber sentido el cimbronazo de haber cambiado de DT a horas del debut.

Aun así, en el desarrollo del partido, superó con notoriedad a su rival. De hecho, hizo méritos para ganar, pero sólo rescató un punto.
Francia – candidata por su buena eliminatoria y sus jugadores de elite – sufrió para imponerse ante una dura Australia que buscó hasta el último segundo el empate. Les Bleus dejaron más dudas que certezas en su arranque.

Argentina – candidata porque tiene al mejor del mundo, nada más (y nada menos) – apenas empató con la debutante mundialista Islandia y el juego, más que el resultado, sembró temor en los hinchas que empiezan a perder la esperanza ya tan temprano.

Alemania – candidata porque es la última campeona, porque muestra un nivel de juego extraordinario en cada presentación y porque, como dijo Gary Lineker, “el fútbol es un deporte en el que juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania” – fue sorprendida por México, que le propinó un 1 a 0 histórico, pese a las dudas de muchos.

 

Brasil – candidata tras su extraordinaria eliminatoria y su buen juego en los partidos previos – no pudo doblegar a Suiza, que se acomodó bien y en algunos pasajes pudo haber sacado ventaja. Otro empate.

Con todo, algunas selecciones en su presentación demostraron que, pese a los resultados adversos, podrán levantarse: quedan pocas dudas que si España y Alemania juegan como lo hicieron en la primera jornada clasificarán a la próxima ronda y revalidarán la chapa de “candidatas”.

Francia deberá mejorar mucho, aunque con 3 puntos en el bolsillo tiene el camino más allanado hacia la siguiente fase. Los inconvenientes podrán venir después, cuando le toque enfrentar a selecciones de mayor peso.

Argentina, por su parte, dejó una pobre imagen: no encontró nunca el camino para vulnerar la defensa rival y sufrió mucho los contrataques, por los desacoples defensivos. Tiene mucho por mejorar y una esperanza, llamada Lionel Messi. El 10 falló el penal y no estuvo para nada fino en los remates al arco, pero todo el mundo sabe que si está inspirado puede ganar partidos él solo.

Brasil dejó una incógnita: si bien superó a su rival de turno, tampoco le fue tan fácil crear juego y tener oportunidades para desnivelar el marcador. ¿Se desinfló el equipo que arrasó en las eliminatorias sudamericanas? Es la duda.

De las que todavía no debutaron, será interesante observar a Inglaterra, Bélgica y Colombia, que integran acaso el segundo escalón de las candidaturas a hacer un buen papel. El comienzo puede marcar el futuro de cada una.

 

 

Por Facundo Insegna