Comunidad aborigen clama por frenar los desmontes

El cacique o Mburuvicha Sabino Benítez pidió el viernes pasado por el cese del desmonte de árboles nativos en territorio ancestral en la reunión de la comunidad Mbya Guaraní Ka’a Kupe, ubicada sobre el acceso de Ruta 7, Valle del Kuña Piru, en Aristóbulo del Valle, en Misiones, cuya disputa por la tenencia de tierra los enfrenta a la empresa forestal.

El cacique compartió en palabras el pensamiento de toda la comunidad que pide al Ministerio de Ecología y al gobierno provincial que se frene la tala de árboles nativos en su territorio. “La falta de respuesta del Ministro de Ecología, hoy candidato a Diputado y la empresa Carba SA, hace que se siga destruyendo el monte refugio de las Comunidades Mbya Guaraní de la zona. Gente tradicionalmente pacifica siente, y sabe, que el Estado los ignora y han decidido no aceptarlo más”, cuestionó Benítez.

Desde Emipa (Equipo Misiones Pastoral Aborigen) señalaron en un comunicado de prensa que “la industria extractiva de árboles que es tan antiambiental, contaminante y destructiva como la minera, y es considerada esencial en esta pandemia. Se autoriza a seguir destruyendo la selva en territorio Mbya, mientras que quienes quieren defender su monte son obligados a quedarse en sus casas”, remarcaron.

Ka’a Kupe lleva varios años de lucha por cada árbol, por cada espacio del monte que les pertenece por derecho natural, «pero el Estado provincial se pone a disposición de las motosierras. Sus raíces son su título de propiedad y el relevamiento de la ley nacional 26.160 les ha reconocido su ocupación y uso, pero no respetan», agrega el Cacique.

“Ya nuestra paciencia se acabó”, advirtió Mario Borjas, “hemos esperado a la policía, al gobernador, al Ministro, y nada pasa todo sigue igual, hoy escucho las maquinas desde mi casa, están frente a nosotros destruyendo el monte y no nos quedaremos quietos”.

Ese territorio Mbya, que de tener un Ministerio de Ecología realmente preocupado por el ambiente debería proteger, esta como una cuña entre el recuperado por las Comunidades de la Universidad de la Plata, a la Reserva Kuña Piru y el parque Provincial Salto Encantado, con lo que sería- si no lo talan- un espacio verde protegido para la humanidad de casi 40.000 hectáreas, beneficiando la vida de todos los misioneros.

“Ka’a Kupe no está sola en esta lucha que lleva 20 años, más de catorce Comunidades lindantes la acompañan, Mbya de las Tekoa Takuapi y Ko’ë Ju están acampando en la zona de corte, decidieron que no saldrá un rollo más, esa selva pertenece a sus nietos y ellos no están dispuestos a ceder”, señalaron desde Emipa.

Piden que Ecología frene los desmontes

La comunidad se moviliza ya que este jueves se encontraron con operarios de la Empresa Carba S.A cortando árboles nativos en territorio indígena relevado por Ley 26.160. Los trabajadores portaban armas de fuego con los que amenazaron a integrantes de las comunidades que se hicieron presentes para evitar que sigan desmontando poniendo en riesgo la vida de los Mbya y el frágil ecosistema de la zona.

“Vinimos a acompañar a esta comunidad, a Ka´a Kupe, nos avisaron que ellos estaban preocupados por los desmontes, ellos (Carba S.A) estaban sacando muchos árboles, entonces nosotros vinimos a acompañar, a dar fuerza, porque nosotros somos así, siempre acompañamos entre nosotros”, sostuvo Sergio Franco, de la comunidad de Takuapi.
Por su parte, Francisco Medina -coordinador del Aty Ñechiró, una de las instancias asamblearias de las Comunidades-, llamó a la empresa y a las autoridades provinciales a respetar los derechos territoriales de los pueblos originarios que están contempladas en la Constitución Nacional, el convenio 169 de la OIT y las leyes que fueron conquistándose.

“Nosotros estamos para enfrentar a la empresa, pero con la ley, con la Constitución Nacional, artículo 75 inciso 17, pero nunca el Estado ha escuchado al Pueblo Mbya Guaraní. Se siente el dolor porque han robado de territorio, porque el territorio lo estamos perdiendo, llegar y ver el desastre del monte genera dolor, en el cuerpo, en el corazón por eso los chicos reaccionaron”, aseveró.

Fuente: AIM Digital

× Whatsapp