Concejal propone aplicar la Paridad de Género en las elecciones municipales

El concejal Luis “Piri” Macagno presentó un proyecto de Ordenanza para implementar en los comicios municipales la “Paridad de Género”, con el objetivo que las mujeres logren mayor integración en los espacios de decisión política.

La iniciativa parte de la modificación del Código Nacional Electoral que aplica cambios en las confecciones de las listas de candidatos que deben competir en cada elección.

La nueva norma establece que las nóminas deben ser integradas intercalando hombres y mujeres desde el primero al último lugar. De esta manera, se busca que las mujeres logren mayor representatividad.

En sus fundamentos, el proyecto presentado por Macagno explica que “dado que las mujeres conforman la mitad de la población, el aumento de su representación es un aspecto clave para asegurar la legitimidad de la democracia en tanto forma de gobierno”, y agrega que “la subrepresentación política de las mujeres es un fenómeno global; en el que en promedio, representan apenas el 22% de los integrantes de los parlamentos del mundo”.

Los considerandos del texto detallan que en los ámbitos legislativos argentinos, las mujeres sólo ocupan un tercio de los cargos, aunque la diferencia es más notable en los Ejecutivos: en la actualidad sólo hay dos ministras en el gabinete nacional y 4 gobernadoras sobre un total de 24 mandatarios provinciales.

En la composición actual del Concejo Deliberante si hay mayor equidad: 7 de 15 concejales son mujeres. En el Municipio no: todas las Secretarías del Ejecutivo, con excepción de la Coordinación de Asuntos Políticos, están ocupadas por hombres.

El proyecto establece la Paridad de Género como “una herramienta fundamental para el logro de un mayor equilibrio de género en el acceso a los cargos de representación política”, y establece, en su articulado, que “las listas presentadas para su oficialización por un partido político o alianza política habilitado por la Justicia Electoral, deberán garantizar el equivalente al cincuenta por ciento (50%) de representación por género; estarán integradas por un cincuenta por ciento de mujeres y un cincuenta por ciento de varones”.

Asimismo, insta a que ese porcentaje sea “aplicado a la totalidad de la lista, que además deberá cumplir con el mecanismo de alternancia y secuencialidad entre sexos por binomios (mujer-hombre u hombre-mujer)”.

Si se trata de listas con número impar de integrantes, “la diferencia entre el total de hombres y mujeres no podrá ser superior a uno”.

También detalla: “El género del/a candidato/a estará determinado por su Documento Nacional de Identidad (DNI), independientemente de su sexo biológico” e insta a que la Justicia Electoral inhabilite las listas que no cumplan con los requisitos de la paridad de género.

La Ordenanza, de aprobarse, regiría tanto para las elecciones generales como para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), si las hubiera.

× ¿Te ayudamos?