Condenados por delitos sexuales son los que más piden prisión domiciliaria en San Luis

AUDIO: LAURA MOLINO (JUEZA DE SENTENCIA DE LA PRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL)

{mp3} molino12052020{/mp3}

 

La mayoría de las solicitudes de prisión domiciliaria que ingresaron en las últimas semanas en el Juzgado de Sentencia en lo Penal, Correccional y Contravencional de la primera circunscripción judicial corresponde a condenados por delitos de índole sexual.

Así lo reveló este martes la titular de ese Juzgado, Laura Belén Molino. En total, son 18 las solicitudes que se presentaron en San Luis desde que llegó la pandemia de coronavirus a la Argentina.

“A los pedidos de prisión domiciliaria que han efectuado los internos se les ha dado el procedimiento normal establecido por Ley: hay que tener en cuenta que se deben reunir los requisitos establecidos en la Ley”, explicó la magistrada.

Molino remarcó que, en las solicitudes, los internos deben alegar “en qué los puede afectar” la pandemia al estar encerrados. “Tengamos en cuenta que en la provincia no hay transmisión comunitaria. Eso es lo principal. El daño que ellos alegan es un peligro abstracto; entonces tienen que justificar y comprobar alguna de las demás causas. No se pueden dar prisiones domiciliarias así porque sí”, sentenció.

La jueza informó que los pedidos que ingresaron en medio de la pandemia se trata de “en casi todos los casos de condenados por delitos de índole sexual”. De hecho, una de las solicitudes, que fue rechazada, la había presentado un penado por abuso sexual de menores: “Solicitaba volver al domicilio donde estaba su víctima; por supuesto que no se puede crear un peligro concreto en virtud de un peligro abstracto”, remarcó.

De los pedidos, “muchos son por delitos de índole sexual, muchos con penas de prisión perpetua y a la mayoría le restan muchísimos años por delante (para cumplir la pena): algunos 18, otros 10, al que menos le quedan son 8 años”.

“Ninguno de los pedidos es de condenados por delitos leves con penas bajas. Pero hay que ver cada caso en concreto, si alguno puede acreditar una enfermedad terminal o alguna discapacidad que torne indigna su estadía en el Servicio Penitenciario o alguno si tiene más de 70 años”, especificó Molino.

La magistrada también resaltó que las condiciones de encierro en las dos cárceles de San Luis (el Penal 1 y la Cárcel de Pampa de las Salinas) son óptimas para que no se registren mayores peligros para los internos. “En la mayoría de las celdas del Servicio Penitenciario hay dos internos; en Pampa de las Salinas hay un habitante por celda. No hay condiciones de hacinamiento en la actualidad”, aclaró.

× Whatsapp