Condenan a tropillero por femicidio: estaba “muy vinculado a Urdinarrain”

Verónica Tottis fue hallada calcinada dentro de una camioneta, en proximidades a la localidad de Villa del Rosario, en un hecho ocurrido en junio de 2020. El jueves, su esposo, Julio Saluzzo fue condenado a prisión perpetua.

El ahora condenado tenía vínculo con la localidad entrerriana de Urdinarrain, dado que sus tropillas han participado de la Fiesta Provincial del Caballo.

Condenado a prisión perpetua

En un juicio abreviado que duró un poco menos de una hora, el tropillero Julio Saluzzo fue condenado este jueves a prisión perpetua por ser el autor del crimen de su esposa Verónica Tottis. La condena a Saluzzo sentó precedentes por su carácter abreviado y por no exponer a los familiares a otro sufrimiento innecesario. Tras admitir los cargos, el marido de la víctima recibió la prisión perpetua.

El tropillero es reconocido en Urdinarrain ya que forma parte de dos tradicionales familias en el ambiente de los caballos y que durante muchos años visitaron la localidad entrerriana de Urdinarrain y fueron parte de la Fiesta Provincial del Caballo con sus tropillas “El Relincho” (propiedad de su padre Tito) y “La Flor del Pago” que era propiedad del femicida, detalla ElDía.

El Tribunal de la Cámara 12° del Crimen de Córdoba lo declaró culpable por el homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género tras las pruebas en su contra.

En la lectura del hecho, se mencionan varios episodios ocurridos desde 2019 hasta el momento en que decidió ultimarla simulando un accidente de tránsito.

Para el fiscal, el hombre “colocó a Verónica en una relación de sumisión y postergación de su propio proyecto de vida, celándola, desvalorizándola e imponiendo su voluntad y dominación por sobre ella, ejerciendo una persecución cada vez más intensa, revisando su celular y siguiéndola cuando salía de la casa”.

Además, se mencionaron algunos episodios de agresiones físicas dentro y fuera de la casa familiar, que la víctima no denunció porque “se sintió culpable de haber provocado los golpes y la reacción de su marido”.

Quién es Julio Saluzzo

El apellido Saluzzo es rápidamente vinculado a la doma y los caballos en la provincia de Córdoba. En 1937, Alberto Félix Saluzzo, el abuelo del acusado, organizó la tropilla de caballos “El Relincho” con la que empezó a criar y dar espectáculos de destreza y de jineteada. Con los años su prestigio fue creciendo al punto de convertirse en un referente del sector.

De hecho, su fama trascendió las fronteras y hasta fue invitado a festivales en Uruguay. Tras su muerte en la década de 1990, el negocio familiar quedó bajo el control de su hijo Roberto, o “Tito” como lo conocen, quien era el máximo referente de “El Relincho”.

Nacido el 6 de agosto de 1974 en Las Varillas, Julio Saluzzo es el segundo de los tres hijos de “Tito”. Junto a su hermano mayor Marcelo acompañaron a su abuelo y su padre dentro de la tropilla. No llevaron adelante a otra actividad y le dedicaron su vida a los caballos, especialmente al apadrinamiento en festivales como Jesús María.

El condenado es un hábil apadrinador de caballos. Según lo definió el propio secretario General del Festival de Doma y Folkore de Jesús María, Juan López, “es de los dos o tres mejores del país”. En ese sentido, no sale de su asombro por el el hecho policial en el que se vio involucrado: “Es inexplicable. No sé qué le pasó por la cabeza”, dijo el directivo, quien recordó un episodio en el que Saluzzo arriesgó su vida para salvar un jinete. “Se arrojó, le cortó el estribo para solar al jinete y uno de los caballos le propinó una patada en la cara. Le tuvieron que dar varios puntos”, señaló.

Los caballos de los Saluzzo son muy prestigiosos pero a pesar de eso, estuvieron más de 20 años sin participar del Festival por diferencias económicas con la organización. “Tito” quería que le pagaran más por la participación de sus animales pero por política de la organización, “a todas las tropillas se les paga lo mismo”, indicó López. Este año, sin embargo, “El Relincho» volvió al evento tras una negociación. Sus caballos y sus jinetes ganaron la competencia de doma.

Durante estos años, los caballos de la familia fueron divididos en dos tropillas. Por un lado, la que controla Saluzzo padre, mientras que Julio se convirtió en cabeza de “La Flor del Pago”, con la que participa de otros eventos. Eso le dio cierta independencia.

Es por esto que Julio, sin embargo, sí participó todo este tiempo del Festival de Jesús María, como apadrinador por separado de “El Relincho”. “Saluzzo es muy bueno en lo que hace y él si participó del evento. Para ser apadrinador se requiere de una gran preparación física. Es una tarea muy difícil y cuidan a los animales como si fueran los hijos”, remarcó López. Como ejemplo del impacto que generó el homicidio, el directivo indicó que en el ambiente de la doma los Saluzzo -aparte de su éxito con los animales- son los creadores del tercer festival más importante del país, después del de Jesús María y El Arañado.

Saluzzo y Tottis tuvieron tres hijos: uno de 18, otro de 14 y el menor de cinco años. El mayor usó sus redes sociales para despedir a su mamá. “No existen palabras, no encuentro motivos, necesito abrazarte. Sé que no te vas a ir nunca. Quizás Dios te necesitaba más que nosotros, no lo sé. Sé que te amo hasta el final de mis días. Gracias por todo mamá. Hasta siempre”, escribió el joven.

Fuente: EL ONCE

× Whatsapp