Condenaron a 8 años de cárcel a dos hombres acusados de un robo a una familia de Tilisarao

En la instancia de alegatos y veredicto en la causa por el robo a una familia de Tilisarao, que se desarrolló este miércoles por la mañana, el Tribunal Penal de la Tercera Circunscripción Judicial consideró como coautores de los delitos de “robo simple y coacción agravada por el uso de armas, en concurso real” a dos imputados.

Los condenados, identificados como Walter Guillermo Montenegro y Rolando Cesar Juin, son de la provincia de Córdoba y fueron sentenciados también por la justicia cordobesa por un robo ocurrido el 14 de febrero de 2009 en una concesionaria en la ciudad de Río Tercero.

El hecho por el que fueron condenados ahora sucedió el 11 de febrero de 2009, alrededor de las 8 de la mañana, cuando un vecino de Tilisarao se dirigió a su campo ubicado en las cercanías de Naschel. Al descender de su camioneta para abrir la tranquera, dos hombres encapuchados se abalanzaron sobre él, lo maniataron y lo subieron nuevamente al rodado. Los delincuentes huyeron en dirección a la ruta provincial N°10.

El primer ilícito fue cuando los maleantes agredieron y amenazaron al dueño para que les entregara un importante monto de dinero que presuntamente estaba enterrado en ese campo.

Al negar que tenía dinero, el hombre fue golpeado por los asaltantes, hasta que les indicó que poseía una suma en dólares en un departamento en Río Cuarto y otro monto en pesos en su casa de Tilisarao.

Obtenidas las direcciones, uno de los asaltantes salió a bordo de la camioneta de la víctima con destino al inmueble de Río Cuarto; mientras que el otro se quedó allí para custodiar.

Al retornar de la ciudad cordobesa, los asaltantes trasladaron al hombre hasta un campo, lo ataron a un árbol y partieron hacia Tilisarao.

Pasadas las 13.00, irrumpieron en la vivienda familiar, donde se encontraban la esposa y la madre del damnificado. Luego de maniatar a una de ellas y sustraer el dinero que estaba guardado en una habitación, los sujetos encerraron a las dos mujeres, quitaron el picaporte de la puerta para que no pudieran escapar y huyeron del pueblo.

El Fiscal de Cámara, Néstor Mario Zudaire, indicó que la conducta de los imputados se encuadra en lo previsto en el artículo 149 ter, inciso 1° (amenaza con arma), ya que para obligar a la víctima a confesar en dónde tenía el dinero, la amenazaron y golpearon con un objeto contundente.

Por un lado, el abogado defensor de Montenegro, Rodolfo Mercau, remarcó la carencia de pruebas respecto de la autoría del hecho por parte de su defendido, alegando que las mismas se basaron únicamente en los dichos de los damnificados, y que existieron irregularidades durante la instrucción de la causa.

Por su parte, el abogado defensor de Juín, Flavio Ávila, afirmó que ninguna línea de investigación pudo determinar la autoría de su defendido en el hecho, y que no existen elementos probatorios que lo coloquen en el lugar de los ilícitos.

Sin embargo, el Tribunal resolvió por unanimidad declarar a Walter Guillermo Montenegro y a Rolando Cesar Juin culpables, condenándolos a la pena de 8 años de prisión.