Condenaron a cuatro integrantes de “la Manada” española por otro abuso sexual

Cuatro integrantes de “La Manada” que cumplen 15 años de cárcel por la violación en grupo a una joven en Pamplona, un caso que conmocionó a España, fueron condenados este jueves por el abuso sexual a otra mujer. Recibieron penas de hasta cuatro años y medio de prisión.

El hecho por el que fueron condenados se conoce como el caso de Pozoblanco. Mientras eran investigados por la violación de la joven en Pamplona, los cinco violadores autorizaron a la Policía el acceso a sus móviles “sin ningún tipo de restricción”. Los investigadores descubrieron entonces un video que mostraba el abuso de cuatro de ellos a otra joven cuando estaba inconsciente.

Un tribunal en Córdoba, en el sur de España, los condenó ahora por ese hecho. A tres de ellos les impuso una condena de 2 años y 10 meses de cárcel por abuso sexual y delito contra la intimidad, este último por grabar los hechos ocurridos en mayo de 2016. El joven restante recibió una pena de 4 años y 6 meses por el agravante de que se comprobó “que fue quien difundió las imágenes grabadas a través de dos grupos de WhatsApp” que compartían con terceras personas.

Los cuatro condenados tendrán, además, que indemnizar con 13.150 euros a la víctima, una joven de entonces 21 años a la que realizaron “tocamientos de carácter sexual” en un vehículo aprovechando que se encontraba “en estado de inconsciencia”, según la sentencia.

El juez explicó que la condena es especialmente severa a la luz de “las circunstancias personales de los acusados, quienes con posterioridad a estos hechos llevaron a cabo una conducta ilícita de mayor gravedad aún”.

El magistrado se refería al caso en el que pocos meses después, en julio de 2016, los cuatro condenados y un quinto compañero del grupo que se hacía llamar “La Manada” violaron en grupo a una joven en Pamplona, durante las conocidas fiestas de San Fermín.

Esos hechos conmocionaron a España y generaron masivas protestas, sobre todo cuando fueron condenados en una primera instancia por abuso sexual y no violación. El Tribunal Supremo rectificó la sentencia en junio de 2019 y aumentó la pena a 15 años de cárcel para cada uno por violación. Luego, a dos de ellos les sumaron años a la condena por haber grabado también la violación.

La nueva condena conocida este jueves fue de todas maneras inferior a la que solicitaba la fiscalía, de seis años de cárcel para los cuatro acusados.

Durante el proceso, la defensa intentó infructuosamente que el tribunal desestimara un video de los hechos grabado por ellos mismos, alegando que este fue obtenido de “manera ilegal” por la policía cuando registraba sus teléfonos móviles durante la investigación de la violación en Pamplona.

 

Fuente: Página 12

× Whatsapp