Conmebol: los jugadores necesitarán seis semanas de entrenamientos antes de volver a jugar

Así lo definieron preparadores físicos y médicos de clubes y selecciones de Sudamérica durante una charla vía zoom.

La Conmebol organizó una charla virtual con preparadores físicos y médicos de clubes y asociaciones de Sudamérica para evaluar los problemas físicos en los futbolistas que está causando el confinamiento por la pandemia de coronavirus, y se llegó a un acuerdo de que se necesitarán seis semanas de entrenamientos antes de volver a jugar al fútbol.

Los representantes argentinos en la charla fueron el médico de AFA Donato Villani, el preparador físico del seleccionado Luis Martín, y los profes de Boca, River y Rosario Central.

Durante la cumbre que encabezó el argentino Gonzalo Belloso, actual dirigente de la Conmebol, se presentó un protocolo para la vuelta a los entrenamientos y trabajó sobre la idea de un plan conjunto para coordinar medidas sanitarias.

“La paciencia es la clave. Pedir a los dirigentes y jugadores mucha paciencia para no apurar un retorno a la actividad profesional, porque el cuerpo de un atleta necesita un buen acondicionamiento de cara a la alta exigencia física”,  recomendó Donato Villani

Una de las conclusiones más importantes tiene que ver con el tiempo de entrenamientos que deberán respetar las asociaciones y clubes antes de volver a la competencia: seis semanas de preparación física después de más de tres meses de confinamiento. Si esto se alargara mucho más, de acuerdo a la situación de cada país, el plazo de pretemporada podría alargarse hasta dos meses.

“No van a venir de vacaciones ni de una lesión de ligamentos cruzados. Venimos de un confinamiento, cuando uno busca en un diccionario, esa palabra dice que es obligar a que una persona viva en un lugar determinado. Las implicancias que tiene en la cabeza del jugador son increíbles. Hay que tener en cuenta que toda la preparación que se viene haciendo virtualmente no es fácil, algunos aumentan de peso, otros bajan por nervios, y se dan alteraciones; hubo una preparación alterada, no se pusieron botines, no estuvieron en una cancha y se genera una alteración cerebro-muscular. Por eso nos tenemos que poner a pensar en qué vamos a hacer frente a lo que nos presentó la vida, y es muy difícil porque a los sudamericanos nos cuesta investigar porque los médicos no viven del fútbol. ¿Ahora de qué nos disfrazamos, después de un confinamiento o una guerra?”, opinó Villani durante la charla vía zoom.

Una gran preocupación

Una de las principales preocupaciones de la Conmebol, de acuerdo a lo que pudo averiguar Toda Pasión, son las situaciones diferentes en cada país. Mientras en Paraguay y Uruguay podrían volver a entrenar en junio y jugar en julio, en la Argentina se habla de regreso a los entrenamientos en julio o agosto y las competencias recién para septiembre. Ante esta situación dispar no podrían reanudarse la Libertadores y la Sudamericana hasta octubre o noviembre cuando todas las asociaciones y clubes estén en plena competencia.

Fuente: TN

× Whatsapp