Consejos de conducción para principiantes

Luego de pasar las correspondientes evaluaciones y pruebas de manejo, los conductores principiantes obtienen sus certificados y ya se encuentran habilitados para salir a la calle. Sin embargo, puede que todavía existan algunos miedos al momento de enfrentarse a las exigencias del tránsito en las rutas y dentro la ciudad. La inseguridad y la falta de experiencia pueden ser factores de alto riesgo, provocando accidentes producto de vacilaciones o por no tomar una decisión correcta a tiempo. Con el fin de evitar estas situaciones, aquí compartimos algunos consejos de conducción para principiantes.

Conocer el vehículo a manejar

Conocer el auto y acostumbrarse a él, es fundamental para obtener la seguridad necesaria al momento de conducir. No es lo mismo manejar una camioneta que un vehículo chico, sobre todo cuando se enfrentan retos complicados como estacionar. Es importante familiarizarse con los pedales y tener en claro para qué y de qué manera funcionan todos los botones y palancas que tiene el automóvil. Conocer dónde está el freno de emergencia, las luces y señales indicadoras, es una manera de circular más seguros y sin ningún tipo de problema. Además, contar con seguros auto es otro requisito primordial para estar prevenido ante cualquier situación inesperada.

Tener una buena postura al volante

Tal vez a algunos conductores no les hayan advertido sobre la importancia de sentarse de manera correcta frente al volante. Adquirir una buena postura es esencial para poder maniobrar el automóvil con seguridad y con la rapidez que se requiere ante cualquier imprevisto. Por eso, es fundamental no iniciar la marcha sin antes regular el asiento, el volante y el apoyacabezas.

Cumplir las normas establecidas

Respetar a rajatabla las normas de tránsito es la base de una conducción segura. Cuanto más se cumplan estas normas menores serán los riesgos. Lo primero que debe hacer un conductor al subir al vehículo es colocarse el cinturón de seguridad, ya que éste brinda protección en caso de colisión y, es sabido, que reduce el riesgo de muerte hasta en un 80%. Además, es fundamental respetar los límites de velocidad que indican las respectivas rutas y adecuar el manejo a las circunstancias meteorológicas y del camino.

Estar concentrado al circular

El conductor debe tener en cuenta que su responsabilidad es muy importante, una pequeña imprudencia puede causar daños desproporcionadamente mayores a la misma. Por ese motivo, la concentración al volante debe ser total, sobre todo cuando se circula por las ciudades. Mayor aún debe ser la concentración y observación de los principiantes para no perderse de ningún detalle o señal. Para ello, se deben evitar distracciones como el uso del teléfono móvil, la música a mucho volumen o las conversaciones con otros pasajeros.

No ingerir drogas ni alcohol

Es una norma fundamental para cualquier tipo de conductor. El manejo de un vehículo es incompatible con el consumo de drogas o alcohol, ya que pueden generar una pérdida de control total sobre el automóvil. Si se ha consumido algún tipo de estas sustancias se debe ser responsable y dejar que otra persona asuma la tarea de conducir, o tomar un taxi o cualquier otro transporte público.

× ¿Te ayudamos?