Consejos para ayudar a un niño tímido a socializar

En muchas ocasiones, los padres no saben cómo acompañar o ayudar a sus hijos cuando son algo tímidos para socializar con otras personas. Algunas veces, puede que los niños no se sientan cómodos en determinadas situaciones y sean propensos a retraerse y no entablar relaciones con sus pares. Ante esto, los adultos pueden poner en práctica algunos consejos sencillos para ayudarlos a solucionar este problema; en esta nota presentamos algunos de ellos.

Respetar sus tiempos

Los padres no deben obligar al niño a enfrentar situaciones nuevas hasta que éste no se sienta lo suficientemente cómodo y seguro de sí mismo como para hacerlo. Es posible incentivarlo y presentarle nuevos retos, y darle ánimos y escucharlo cuando no se atreva a encararlos. El hecho de forzarlo sólo provocará en él mayor ansiedad y timidez. Los padres deben apoyar incondicionalmente a su hijo, comprender sus tiempos y jamás presionarlo o hacerle sentir culpa.

Dar el ejemplo

Usualmente, los hijos aprenden y copian conductas de sus padres. Si se quiere que un niño socialice un poco más, una buena idea será que, en vez de obligarlo a acercarse a otros niños, los padres den el ejemplo pasando tiempo divertido con amigos o familiares.

Hacer cumplidos

Siempre es muy importante darle valor a los intentos que el pequeño haga en este sentido. Los halagos y cumplidos seguramente elevarán su autoestima y lo harán sentir más seguro al enfrentar nuevas situaciones.

Invitar amigos

Una buena idea puede ser invitar a otros niños a jugar en su casa, ya que en ese ambiente familiar se sentirá más cómodo y podrá realizar las actividades que le gustan. Si un niño disfruta

de los juegos de pc, podría pensarse en invitar a sus compañeros a jugar algún juego que esté de moda; por ejemplo, de Los Simpsons hay muchos videojuegos divertidos. Demostrar sus habilidades hará que el niño se sienta más relajado y le sea más simple socializar con otros. Las risas y el compartir con sus pares buenos momentos, son elementos clave para que logre acercarse a otras personas.

No poner etiquetas

Jamás un padre u otro adulto debe etiquetar a los jóvenes de una determinada forma, ya que ésta será una marca que persistirá aún hasta la vida adulta. Es necesario recordar que todos los niños tienen diferentes temperamentos y formas de interactuar y comunicarse. No deben los adultos pensar que la timidez es algo malo ni hacérselos sentir a los más pequeños.

Involucrarse

Es un hecho que la mayoría de los niños tímidos son molestados por sus compañeros. Es importante no quitarle importancia a esto e intentar, como adulto, darle alguna solución. Los niños no tienen porqué soportar violencias de ningún tipo y debe haber un compromiso por parte de los adultos para evitarlo.

Con estos simples consejos, se puede ayudar a un niño a sentirse mucho más cómodo con la idea de entablar relaciones con los demás, logrando que crezca de un modo saludable y sintiéndose fuerte y capaz de enfrentar cualquier desafío.

 

Especial de LatinWords para SanLuis24