Contra el veto y el ajuste, la multitudinaria Marcha Federal copa la Plaza de Mayo

La Marcha Federal que recorrió todo el país “contra el ajuste, por pan y trabajo” llegó a la Plaza de Mayo para hacerle oir su reclamo al gobierno de Mauricio Macri. La protesta se dio apenas unas horas después de que Macri vetara la ley antitarifazos, pidiera la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior y de que el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, anunciara una nueva profundización del ajuste.

 

La convocatoria fue lanzada por organizaciones sociales, gremiales y políticas. En el inicio del acto central el referente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, advirtió que “a lo largo de la historia estos ajustes terminan con hechos complicados y nosotros queremos llamar al gobierno a la paz. El veto es una señal muy complicada porque rompe todos los puentes de diálogo. Un ajuste como el propuesto pone en riesgo la paz social”.

 

La Marcha Federal partió el lunes desde La Quiaca, Ushuaia, Misiones, La Rioja y Bariloche y confluyó en Plaza de Mayo encabezada por movimientos sociales, como la CTEP, Barrios de Pie, el Movimiento Evita, la CCC, el Frente Popular Darío Santillán, acompañados por sectores de la iglesia y del sindicalismo, ATE, CTA y sectores de la CGT.

 

Inicialmente la idea era que la movilización confluyera en el Congreso de la Nación para reclamar la sanción de 5 leyes: la Emergencia Alimentaria, de Infraestructura Social, Integración urbana, de adicciones y de agricultura familiar. Sin embargo el veto presidencial a la ley antitarifazos llevó a los organizadores a mudar el acto frente a la Casa Rosada para hacer oir su voz.