Córdoba: salió de la cárcel y volvió a acosar a su ex pareja

Un hombre fue detenido en Córdoba el sábado pasado por acosar a su ex mujer apenas 24 horas después de haber salido de la cárcel tras haber cumplido una condena de siete años por el mismo delito.

Sebastián Guillermo “Pucho” Roqué, de 46 años, recuperó su libertad el 13 de junio pasado tras haber estado en la cárcel de Cruz del Eje, Córdoba, porque su pena inicial por el acoso a su ex pareja fue extendida debido a que no paraba de llamarla.

En menos de 24 horas el hombre volvió a contactar a su ex mujer, con quien tiene un hijo, a pesar de la orden judicial que le prohíbe acercarse a menos de 900 metros o comunicarse con ella y el menor, informó el sitio La Voz del Interior.

Aun siendo monitoreado por la Policía Roqué insistió en llamar por teléfono a su ex mujer y retomó una táctica de acoso que usaba en 2015, antes de que fuese detenido por primera vez: le envió comida y otras encomiendas a su casa vía delivery.

Por eso la titular de la fiscalía de Violencia Familiar y de Género del 2° Turno de Córdoba, Andrea Martin, dispuso imputar a Roqué por el presunto delito de “amenazas” y le otorgó a la víctima un botón antipánico por su el hombre incumple la perimetral.

Como última medida -por el momento- Roqué fue detenido el sábado pasado en la ciudad de Córdoba por incumplimiento de los términos de su liberación a apenas 12 días de haber salido de la cárcel, informó el canal El Doce de Córdoba.

En 2015 el hombre había sido arrestado e imputado por el fiscal de Violencia Familiar y de Género del 3° Turno de Córdoba, Cristian Griffi, quien fue el primer funcionario público capaz de probar que era imputable porque era capaz de manejar sus acciones.

Dos años más tarde la pena de Roqué por acoso se extendió hasta junio de 2022 dado que el hombre no cesó de acosar a su ex mujer y de pretender comunicarse con su hijo desde la cárcel a pesar de que la justicia se lo había prohibido.

Fuente: Minuto Uno