Coronavirus: abrieron una causa penal por la “Marcha de los Barbijos” contra la cuarentena

La multiplicación de mensajes en redes sociales con diferentes horarios y modalidades propuestas para una protesta durante la cuarentena por el coronavirus derivó en Rosario en una investigación penal sobre la convocatoria online.

El fiscal a cargo afirmó que se trata de un “acto totalmente ilegal” y que la policía fue notificada para intervenir al respecto si la campaña sale de las pantallas este jueves.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) precisaron que la denuncia formal en base a una serie de capturas de pantalla ingresó el lunes.

El material está desde entonces en manos de la unidad especializada Covid-19, la cual reúne a un grupo de funcionarios que se fue reforzando desde el inicio de la pandemia para investigar miles de hechos que atentan contra las medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Los encargados del tema entienden que la difusión de los fotomontajes acompañados por consignas como “Volvemos a las calles” encaja dentro de esa definición.

“Es un verdadero acto de irresponsabilidad y constituye un delito flagrante. Esto tiene que quedar bien claro”, advirtió Gustavo Ponce Asahad a la hora de referirse a la situación.

El fiscal cree que las publicaciones son fogoneadas desde Buenos Aires, pero intervino en torno a las réplicas que las mismas tienen a nivel local. Así pidió la colaboración del Organismo de Investigaciones (OI) de la provincia de Santa Fe y el apoyo de la unidad de Cibercrimen “para dar con todos y cada uno de los que están pregonando este evento” a través de Internet.

En un reportaje con LT8, el representante del MPA diferenció la convocatoria de los cacerolazos de las últimas semanas dentro de la normativa que se desprende de los decretos presidenciales de necesidad y urgencia por la pandemia. En este punto fue tajante ante la hipótesis de una manifestación pública y opinó que sus colegas de la Capital Federal deben “tomar cartas en el asunto” ante la posible comisión de un delito. Al extender la crítica a quienes incentivan la protesta, expresó: “No podemos estar jugando con la vida, la salud y los esfuerzos que está haciendo la gran mayoría del pueblo argentino”.

La Fiscalía rosarina aspira a identificar a los autores de las publicaciones mediante la información de cuentas de Facebook y Twitter entre otras. Este miércoles la pesquisa se encontraba en proceso como la más reciente en la larga lista de actuaciones del organismo ligadas directamente al cumplimiento de la cuarentena. De acuerdo a fuentes oficiales, entre el 20 de marzo y el 20 de abril -el primer mes de aislamiento- se abrieron 4.182 causas dentro del departamento y localidades aledañas.

 

Fuente: Clarín

× Whatsapp