Coronavirus: de Cristina Kirchner a Marcelo Tinelli, las denuncias más insólitas que llegaron al 147

“Quiero denunciar que la Señora no usa tapabocas”. El llamado fue realizado a la Línea 147 del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Cuando del otro lado se consultó a quién se refería por la “Señora”, la explicación sorprendió: “a Cristina Kirchner, no usa tapabocas”. No fue el único caso que despertó entre sonrisas y miradas entre quienes integran el call center donde se registran las denuncias por quebrantamiento de la cuarentena como también, del uso obligatorio de tapabocas. Marcelo Tinelli no quedó exento. Pero el listado es más amplio como son de diversas las acusaciones formuladas.

El espacio es amplio. Computadoras, separadas preventivamente y más de lo normal una de otra. Allí con turnos de seis horas en el barrio de la Boca, como en Once, trabajan 400 operadores que se distribuyen en turnos de seis horas por día. La franja horaria también responde a las políticas sanitarias implementadas en medio de la pandemia por el Covid19.

En esos call center funciona la Línea 147 del Gobierno de la Ciudad, junto a un tercero que opera de forma remota. Durante las 24 horas se recepcionan allí, las denuncias telefónicas sobre supuestos quebrantamientos de la cuarentena obligatoria. Desde su inicio, hace un mes, se realizaron más de 15.400 denuncias.

Los primeros cuatro días, las denuncias superaban las 1.100 por día. Ese número tuvo un marcado descenso cuando la cuarentena ingresó en su segunda fase. Entonces, las llamadas diarias comenzaron a ser de 500 diarias, en algún momento hubo un pico de 823 denuncias a la línea 147, pero aquel número comenzó a aplanarse: entre el 26 y 31 de marzo, los llamados pasaron de 447 a 212. Pero la semana pasada el número volvió a ascender.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio tiene fecha hasta el 27 de abril, pero ya se sabe que la Casa Rosada analiza una nueva prolongación. Los números de la última semana tuvieron otro comportamiento: Los últimos seis días la cifra de llamadas casi se duplicó, y volvieron a superar las 320 por día.

Los llamados exponiendo posibles quebrantamientos de los vecinos han sido de lo más diversos como llamativas. El 20 de marzo se registró una denuncia que ponía en el centro del incumplimiento  a Marcelo Tinelli “por quebrantar la cuarentena”. La discusión fue extensa y el conductor de televisión se defendió en contadas ocasiones, pero el planteó quedó registrado no sólo en el debate público, sino en la línea 147 de la Ciudad.

También hubo lugar para denuncias fallidas: personas denunciando a sus vecinos porque habían regresado de viaje sin respetar la cuarentena obligatoria, pero resultó que esos compañeros de edificio nunca habían viajado.

Ante el riesgo de estar incumpliendo con lo dispuesto por el gobierno nacional hubieron incluso, “autodenuncias”. Personas que tenían que salir a realizar compras al supermercado y marcaron el 147 para decir lo que iban a hacer. “Mi marido está saliendo a comprar vino”, se escuchó del otro lado del teléfono en una de las llamadas.

Con el correr de los días, otra medida del Gobierno de la Ciudad sumó denuncias a la Línea: la falta del obligatorio tapabocas entre quienes circulan por Buenos Aires. Desde el 15 de abril a la fecha se acumularon 221 denuncias por dicho incumplimiento, y 21 de ellas por vecinos que circulaban en transporte público.

El 17 de abril, el 147 recepcionó otra particular denuncia. La misma era contra Cristina Kirchner. Habían pasado 24 horas desde que fue a la Quinta de Olivos para acompañar al presidente Alberto Fernández y a los gobernadores, durante el anunció del ministro de Economía, Martín Guzmán sobre la propuesta a los bonistas.

La acusación telefónica contra la ex Presidenta era porque “nunca usaba tapabocas”. Todo quedó circunscripto al llamado. Como otros casos, sólo suman al anecdotario. Sí hay otras miles de llamadas que son derivadas a la justicia para ser investigadas.

En esta línea de denuncias telefónicas, que depende de la Oficina de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, se tratan los casos que competen al fuero de CABA, y se estableció una única Fiscalía para tratar estos casos, con personal de la Policía de la Ciudad que sale a la calle a tomar medidas preventivas para “que la gente que incumpla no lo siga haciendo”.

El procedimiento es el siguiente: La línea 147 toma los llamados, los remite a la Subsecretaría de Justicia del GCBA y esta última interactúa con el Poder Judicial de la Nación (Procuración General de Nación), enviándole aquellas denuncias que, por los datos suministrados, permiten iniciar la investigación.

 

Fuente: Clarín

× Whatsapp