Coronavirus: el Conicet desmiente que la ivermectina funcione como cura

Científicos del Conicet desmintieron que la Ivermectina tenga un efecto mayor al de las vacunas en los casos de coronavirus  y salieron al cruce de los mensajes que circulan por whatsapp y otras redes sociales, desde la cuenta de Twitter “Ciencia Anti-Fake News – COVID-19”.

Desde hace un tiempo circula en redes sociales y en servicios de mensajería, principalmente WhatsApp, una serie de publicaciones y cadenas de mensajes que aseguran que el medicamento popularmente conocido como ivermectina “funciona mejor a cualquier vacuna”. Supuestamente este fármaco no solo sería capaz de prevenir la enfermedad, como lo haría una vacuna, sino que también es capaz de curar a las personas infectadas. 

Esta medicina, que comúnmente se utiliza como antiparasitario en personas y animales, es parte de la “política de salud publica en muchos países y provincias argentinas”. Además, en esos mensajes viralizados se adjuntan varios links hacia supuestos estudios que respaldarían esas afirmaciones. 

Los expertos fueron tajantes: “Los resultados disponibles hasta el momento no son suficientes para asegurar que la ivermectina sea eficaz para prevenir o tratar COVID-19”, confirmaron desde la cuenta de Twitter dedicada a combatir la desinformación sobre la pandemia.

En el mismo hilo explicaron que una vacunación que sea efectiva “entrena al sistema inmune para reconocer y combatir los patógenos”. De esa manera, se genera una “memoria inmunológica” contra los virus y ante una eventual contacto el cuerpo ya contará “con las armas” para evitar que infecte a la persona.

En contraposición, un tratamiento con un medicamento como la ivermectina es “incapaz de generar esa memoria”. Como consecuencia, no sería capaz de funcionar a la hora prevenir el contagio. Por otro lado, a pesar de que actualmente se están realizando estudios para probar la efectividad de este fármaco como paliativo de la enfermedad, no hay estudios concluyentes que prueben su efectividad. 

De manera similar, la Food & Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos publicó en su sección de preguntas frecuentes un apartado dedicado al posible uso de la ivermectina. Su diagnóstico fue igual de negativo: “Se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina puede ser apropiada para prevenir o tratar el coronavirus o el COVID-19”, aseguraron desde la FDA. 

Dióxido de cloro

La ivermectina no es el primer medicamento del que se difunden noticias falsas en donde se asegura su supuesta efectividad contra el coronavirus. El caso más conocido es el del dióxido de cloro. Su uso es rechazado universalmente por la comunidad médica y científica debido a sus altos niveles de toxicidad para el consumo humano. 

Ivermectina, su farmacología

La  ivermectina  es  un  fármaco  antiparasitario,  con  efectos  antiinflamatorios, que  se  utiliza para un amplio número de condiciones. En enero de 2021 se intensificó el debate sobre el uso de este medicamento en COVID-19.

El  efecto antiviral de  la  ivermectina  se reportó en  un  estudio  in  vitro y  de  inmediato  se convirtió en una alternativa esperanzadora, a la vez que se popularizó su uso por fuera de los ensayos clínicos. Una situación que no se ha podido controlar hasta el momento. Desde  junio  de  2020  y  en  varias oportunidades, organizaciones  y  asociaciones científicas como la Organización Panamericana de la Salud, el Instituto de Evaluaciones Tecnológicas en Salud (IETS) ,la Asociación Colombiana de Infectología, Excellencis Ecuador, y BITNavarra se pronunciaron sobre la inconveniencia de utilizar la ivermectina por fuera de los ensayos clínicos.

“Se ha hecho prácticamente imposible encontrar suficientes individuos que no hayan  consumido  ivermectina y que  puedan  ser  reclutados  en  los  experimentos  clínicos, especialmente en Latinoamérica”, indicó una publicación reciente de la Fundación Femeba.

Fuente: BAE Negocios

× ¿Te ayudamos?