Coronavirus en Argentina: cuántas son las posibilidades de una segunda ola

Con las medidas de cuarentena tomadas por Francia, España y Alemania ante la segunda ola de coronavirus, la pregunta que se hacen muchos especialistas es si esta llegará a Argentina y con qué fuerza.

Según el ministro de Salud de la ciudad Buenos Aires, Fernán Quirós, “las condiciones pueden darse para que vuelva un rebrote” de coronavirus por lo que resulta necesario mantener las medidas necesarias de distanciamiento, higiene y evitar lugares mal ventilados.

Hace unas semanas, su par de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, había sido más optimista y señaló que “Argentina no va a tener un segundo invierno con virus”.

De la misma opinión es el presidente Alberto Fernández, que espera que haya una vacuna contra el coronavirus en marzo a más tardar.

Pero los números no son tan optimistas como Gollán y Fernández. Según las proyecciones, la cantidad de contagios podría aumentar de acá a fin de año y marzo todavía parece muy lejano con los sistemas sanitarios al borde del colapso.

Las voces de otros especialistas:

Lautaro de Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología: “No tengo tanto temor de una segunda ola de coronavirus. Dentro de lo que se puede pensar, creo que hay una relativamente alta capacidad de inmunidad en la población, más allá de cuánto dure”, aseguró.

Jorge Aliaga, físico e investigador del Conicet: “La dinámica argentina ha sido muy distinta a la europea. Nunca tuvimos un crecimiento explosivo y hasta ahora tampoco una baja fuerte. Hoy en el AMBA parece que los casos van bajando porque las personas que están expuestas (exceptuados y jóvenes) ya se han contagiado en gran proporción. Y los mayores siguen con muchos cuidados. Todo esto en un contexto en el que desde mayo se van abriendo actividades. Es decir, se va aumentando la cantidad de personas exceptuadas. Pero se fue haciendo de a poco y por eso los contagios no explotaron pero tampoco bajaron. Si las nuevas reaperturas que se hacen ahora no suman muchos nuevos expuestos, los casos van a bajar”, señaló sobre el coronavirus.

“En el interior hay algunos lugares donde los contagios de coronavirus subieron muy fuertemente (Jujuy, Salta), como pasó en la Villa 31 en CABA, y es posible que ya haya muchas personas contagiadas. En el resto del interior, si no se baja la circulación los casos van a seguir subiendo por un tiempo”, explicó.

En los lugares en los que bajaron los contagios, Aliaga manifestó que el hecho de que no suban dependerá del comportamiento de todos aquellos que se han cuidado. Si dejan de hacerlo, volverá a subir la cantidad de contagios. “Además podría haber un segundo aumento producto de que los que ya se contagiaron pierdan inmunidad”, manifestó.

Rodrigo Quiroga, especialista en bioinformática: “En la mayoría de las provincias los casos aún están estables o en aumento. Las únicas provincias que muestran una disminución consistente son la provincias de Buenos Aires, la Ciudad, Jujuy y Salta. Allí, los casos bajan muy rápido y sospechamos que a esta altura se hayan infectado casi todos. Hay información no oficial de algunos registros civiles de esas provincias que indican que fallecieron más del doble de las personas registradas como fallecidas a causa de la enfermedad”.

Para Quiroga, la llegada del verano es un arma de doble filo ya que si bien favorece, el turismo entre provincias puede perjudicar ya que provincias con mayor cantidad de contagios podrían afectar a las de menor número de casos de coronavirus.

Eduardo López, prestigioso infectólogo y uno de los principales asesores del Presidente en la lucha contra el coronavirus en Argentina: “La ola de Europa tuvo un período de calma que fue prácticamente el verano y con el otoño los casos volvieron a aumentar. Pareciera por los datos que hay que la curva de casos bajó durante los períodos de mayores temperaturas. Si analizamos el modelo argentino, nosotros vamos hacia el verano, por eso creo que una segunda curva no se va a dar en los primeros meses de la temporada”, aseveró a Infobae.

Ángela Gentile, Jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y miembro del equipo de expertos que asesora al Gobierno: “La posibilidad de una segunda ola es viable no solo en Argentina sino en América Latina porque es lo esperable en este tipo de virus. El tema es la magnitud. Que esta sea menor dependerá fundamentalmente de la capacidad que tengamos de seguir trabajando, tanto a nivel de la comunidad -con medidas como el distanciamiento y el uso de barbijo, como ya conocemos- como a nivel jurisdiccional -la detección de un caso, el rastreo de contactos, cuarentenas y aislamientos-. En última instancia, influye también si empezamos -o no- a vacunar, un tema que el hemisferio norte no pudo capitalizar porque la vacuna aun no está disponible. Los cumplimientos del protocolo por parte de la comunidad y la responsabilidad jurisdiccional de seguir con el programa DetectAR, sumado a la cobertura que logremos con una vacuna es lo que nos va a permitir estar mejor parados a la hora de enfrentarnos a una segunda ola”, dijo.

Fuente: Diario UNO