Coronavirus: una infectóloga pide más restricciones para las reuniones sociales

Los contagios en San Luis siguen en aumento: este jueves se registraron 470 casos positivos.

En este contexto, la infectóloga, María del Valle “Uqui” Chada, consideró que “deberían restringirse aún más las juntadas sociales en domicilios particulares, ya que no tienen control alguno por parte de las autoridades”.

Audio: María del Valle “Uqui” Chada, infectóloga

La médica analizó que las restricciones dispuestas por el Gobierno Nacional y adheridas por el Comité de Crisis de la provincia “me parecen pocas porque uno tiene que actuar antes de que las cosas sucedan y si estamos viendo que había 200 casos y ahora hay 400 que se siguen sumando tenemos que ser mucho más estrictos con las reuniones prescindibles”.

La Provincia anunció que a partir de este viernes comienzan a regir tres medidas: sólo se permite la circulación de 6.00 a 24.00, las reuniones sociales tienen un límite de 10 personas, y los bares, restaurantes y gimnasios sólo podrán tener ocupada el 30% de su capacidad.

Chada indicó que la expectativa es “que las cosas funcionen bien pero con la seguridad de que estamos en una situación vulnerable a nivel país, estamos transitando la segunda ola y con la posibilidad de que nos encuentre con pocos vacunados y con un sistema de Salud aun vulnerable”.

Además, resaltó que por el momento en San Luis “siguen siendo casos del virus de China, es decir, un 80% leves y un 12% más graves que se internan, 5% críticos y 2% de mortalidad”.

La médica criticó que las personas que son vacunadas o ya fueron contagiados de coronavirus “se relajan porque creen ser invulnerables, entonces empiezan a cumplir menos las normas”.

“Hay que tener en cuenta que presenciamos que los que tienen la primera dosis de la vacuna no tienen la eficacia que se esperaba, por lo cual sigo insistiendo en que estamos como el año pasado, pero con la angustia que la gente le perdió, en cierta medida, el miedo al virus”, remarcó.

La doctora insistió: “Siempre se apunta a tener vacunas no importa cuál y que el grueso de la población esté vacunada, pero sobre todo que se logre, en algún momento de la vida, el efecto rebaño que ahora uno lo ve bastante lejos”.

Y concluyó: “Yo apelo a la responsabilidad social y le pido a la gente que mantenga el uso del barbijo, de alcohol en las manos y la distancia social de más de 1,5 metros por más que haya tenido coronavirus o ya esté vacunado”.

× ¿Te ayudamos?