Coronavirus: por qué recomiendan no utilizar el aire acondicionado y sí el ventilador

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades de distintos países desaconsejan la utilización del aire acondicionado en espacios de concurrencia pública y recomiendan ventilar los ambientes o incluso utilizar ventiladores.

En pleno inicio de la temporada de altas temperaturas, la recomendación podría transformarse en obligatoriedad, sobre todo para locales comerciales y oficinas.

Audio: Rodolfo Toloza, neumonólogo

El neumonólogo Rodolfo Toloza, que además es presidente del Círculo Médico de San Luis, explicó: “Tenemos que tener en cuenta que el aire acondicionado toma el aire externo y favorece la recirculación del aire en un ambiente. Si el ambiente está cerrado y tenemos a alguien infectado, el aire recircula y mantiene en suspensión las gotitas que elimina (el contagiado) mediante la respiración, la conversación, la tos”.

El problema se agrava en los espacios sin demasiadas posibilidades de ventilación. “Hoy está pasando en los bancos: las entidades bancarias, que son espacios cerrados, que no tienen ventanas externas por una cuestión de seguridad y tienen ventilación solo por aire. Son situaciones que van a empezar a ocurrir, en hoteles, supermercados y todos aquellos edificios que carecen de ventilación natural y se ventilan con aire acondicionado”, detalló el médico, en declaraciones a SanLuis24 Radio.

“La recomendación es tener las ventanas abiertas, ventilar todos los ambientes, renovar el aire. Al renovar el aire, ese efecto turbina que hace el aire acondicionado se evita”, informó.

En este sentido, también se desalienta el uso del aire acondicionado en los vehículos de transporte de pasajeros; aunque en los aviones no representa un peligro, por los filtros y porque no recircula el aire.

En cambio, el ventilador si está recomendado: “La OMS recomienda el uso del ventilador o ventilar los ambientes, porque no recircula el aire”, dijo Toloza.

Por otra parte, recomendó limpiar los filtros de los aires acondicionados, al menos dos veces por año. “El aire acondicionado tiene un filtro al que adhieren las partículas del ambiente, el polen, los ácaros…esto condiciona que el paciente que tenga rinitis, puede tener alergia debido al uso del aire”, señaló.