Covid-19: ¿Es obligatorio el uso del barbijo tras la vacunación?

Si bien se trata de algo prematuro, la vacunación contra el coronavirus a grandes escalas invita a pensar en una vuelta a lo cotidiano, a un escenario en el que se le pueda dar abrazos a los abuelos, caminar sin llevar al barbijo como aliado y participar de reuniones multitudinarias. Pero ese puñado de deseos deberá esperar, debido a que los protocolos se quedarán por algún tiempo más, pese a la vacuna.

Ahora, la pregunta es: ¿Hasta cuándo será obligatorio el uso del barbijo? “Va a depender de la cantidad de gente vacunada, del tipo de vacuna utilizada y de su eficacia para evitar las formas graves, que es quizá uno de los aspectos más importantes; de acuerdo a eso, se podrá ir evaluando el impacto de las vacunas en la vida real”, consideró el infectólogo Enrique Casanueva en diálogo con Vía País.

“En ese sentido, se podrán ver cuáles son las medidas más convenientes; en principio, el lavado de manos, el tapabocas y el distanciamiento en algunos grupos van a tener que seguir existiendo, porque no conocemos bien la respuesta que puede tener en pacientes de edad avanzada e inmunodeprimidos. No solamente nos van a hacer bien para el coronavirus sino que también van a reducir la transmisión de otras enfermedad infecciosas respiratorias”, agregó.

Por su parte, el infectólogo Ricardo Teijeiro también sumó su opinión y coincidió con el diagnóstico de la situación con respecto a la pandemia y al plan de vacunación. “Las medidas de prevención va a haber que mantenerlas hasta que no tengamos la seguridad que la vacuna puede interrumpir la contagiosidad; las vacunas lo que han demostrado es una alta eficacia para disminuir los riesgos de la enfermedad, la mortalidad y la internación, pero no interrumpe la posibilidad de contagio. Por ahora, se deben mantener las medidas de prevención aunque estemos vacunados”, aseguró.

Teijeiro destacó que “en realidad no hay que esperar una vacunación masiva, ya se están haciendo el seguimiento permanente” y mencionó el caso de Israel, donde “ya vacunaron a la mitad de su población”.

En definitiva, recalcó que lo que se está estudiando es “la evolución de la contagiosidad“ y, a partir de esos casos, “se va a ir definiendo” si es necesario o no el uso del barbijo, el lavado de manos frecuente y la rigurosidad del distanciamiento social.

Diagnóstico de la OMS

El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, advirtió que es “prematuro y poco realista” anticipar la erradicación del coronavirus en 2022, pero espera que para entonces deje de provocar muertes y casos graves.

“Sería prematuro y poco realista creer que acabaremos con el virus a finales de este año, pero sí podemos acabar con las hospitalizaciones y las muertes, terminar con la tragedia asociada con la pandemia”, dijo Ryan en conferencia de prensa.

Ryan también aseguró que hay algunos datos preliminares que permiten ver que las vacunas ya empiezan a influir en el descenso de la transmisión del coronavirus y lo consideró “muy alentador”.

“Si las vacunas comienzan a impactar no solo en menos muertes y hospitalizaciones, sino también en las dinámicas de transmisión, entonces creo que aceleraremos el control de la pandemia”, enfatizó.

Plan de vacunación nacional

Hasta el momento, en la Argentina se aplicó un total de 1.126.108 dosis de la vacuna contra el coronavirus, entre los que se encuentran los vacunados con una dosis (823.446 personas) y los que ya se aplicaron dos dosis (302.662 casos).

En relación a la distribución de las dosis, en total las jurisdicciones recibieron 2.179.110; la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires son las que más dosis obtuvieron.

En tanto, este lunes se registraron 4.658 casos positivos de coronavirus, haciendo que el total se eleve a 2.112.023 de contagiados desde que comenzó la pandemia.

Fuente: Vía País

× ¿Te ayudamos?