Crisis política en Perú: renunció la vicepresidenta y pidió elecciones

El caos institucional sigue sembrando dudas en Perú, donde la vicepresidenta Mercedes Aráoz renunció “de manera irrevocable” a su cargo y rechazó ser jefa de Estado interina, el cargo que le otorgó el Parlamento peruano el pasado 30 de septiembre tras suspender a Martín Vizcarra como presidente de ese país andino, según lo comunicado el martes.

 

La funcionaria aseguró que tomó su decisión porque “se ha roto el orden constitucional” en Perú y desea “profundamente” que su país “supere esta grave crisis institucional” mediante la convocatoria de unas elecciones generales “en el más breve plazo”. De este modo, Aráoz deja de desempeñar un cargo que ocupó desde julio de 2016.

“Comunico mi decisión de renunciar de manera irrevocable al cargo de Segunda Vicepresidenta Constitucional de la República”, y “cumplo con declinar el encargo conferido” por el Congreso de sustituir a Vizcarra, escribió en una carta dirigida al jefe del Legislativo, Pedro Olaechea, que difundió en su cuenta de Twitter.

 

En tanto, el presidente de la Comisión Permanente del Congreso de Perú, Olaechea, se negó a suceder a Aráoz argumentando que no cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

Aráoz “ha renunciado pero el Congreso tiene hoy congresistas que han jurado para cinco años de manera irrevocable. Hay una serie de contradicciones que hoy día se están dando y se están tomando atribuciones y causas que no están siendo justificadas”, expresó Olaechea, en una entrevista con la cadena CNN.

 

Ante la pregunta de si estaría dispuesto a remplazarla, Olaechea dejó claro que no lo hará porque no tiene el respaldo de los militares.

“Es iluso pensar que quien no tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas puede gobernar, pero lo que nosotros pretendemos como Congreso de la República es regresar al equilibrio de poderes que nunca se debió romper”, añadió.

 

Admitió además que al no permitir las fuerzas de seguridad que entren en el Congreso los parlamentarios, la cámara legislativa se ha quedado sin poder conformar el pleno, por lo que no podría adoptar “una decisión colegiada”.

Cabe destacar que el lunes, Vizcarra disolvió el Congreso de Perú al considerar que denegó la cuestión de confianza que planteó su Ejecutivo para modificar el proceso de elección de candidatos al Tribunal Constitucional peruano. Horas después, ese organismo legislativo aprobó la suspensión del mandatario durante un año por “incapacidad moral” y juramentó como jefa de Estado interina a Aráoz.

 

Fuente: Cronica