CSGO: Un fallo ya anunciado por la comunidad aparece en competitivo y castiga a G2 Esports

En el partido entre G2 Esports y NiP, un error con el registro de impacto cambió el resultado del partido en la ronda 30 de un mejor de tres que estaba completamente empatado. Un fallo que la comunidad de CS:GO lleva tiempo denunciando.

Counter-Strike: Global Offensive es un título extraordinariamente competitivo en el que difícilmente podremos encontrar detalles sin importancia. Cada nuevo añadido al juego, se valora en función a si podría afectar negativamente al título desde una perspectiva de integridad competitiva y, en buena medida, esa es una de las justificaciones que tiene Valve para no tener una cadencia de novedades tan elevada. Sin embargo, un error cometido en 2019 sigue trayendo de cabeza a la comunidad del shooter táctico.

Hablamos de las skins de personaje, introducidas en la Operación Shattered Web. Unos agentes que permiten cambiar nuestro modelo de juego y que, aunque no dan demasiados problemas desde el bando ofensivo, pueden convertir la partida en un caos si tenemos en cuenta las decisiones creativas tomadas para el modelo defensivo. El problema ya ha sido expuesto en varias ocasiones: el modelo es notablemente más grande y puede llevar a confusión debido a que la zona de registro de impacto no se corresponde con toda su superficie.

¿Se aprovechó device de un bug para ganar a G2?

El error ya tardaba en aparecer en competitivo, y finalmente ha estado presente en el peor momento. Fue en el partido de Flashpoint 3 entre Ninjas in Pijamas y G2 Esports correspondiente a la final del cuadro de perdedores y en la ronda 30 del tercer mapa cuando Amanek se dio cuenta de que su disparo acababa de darle de lleno a la mochila de un device que solo tuvo que darse la vuelta para rematar a placer a un oponente que ya no tenía nada que hacer.

Hubo dudas con respecto a si el pequeño movimiento de ratón hacia la derecha había desviado el tiro del jugador de G2. Sin embargo, la repetición con todas las herramientas de detección de impactos de CS:GO activas nos muestra cómo, efectivamente, el disparo debería haber resultado fatal en una situación de partida normal, por lo que no se trata de un “whiff”.

Es poco probable que device utilizase este bug a propósito, pero acaba sacándole partido de forma considerable y pudiendo cerrar una partida que bien se hubiera ido a la prórroga en caso de que G2 Esports pudiera haber mantenido una ventaja numérica de 4 contra 2. Una historia de lo que no ocurrió pero pudo ser que quizás llame la atención de Valve para arreglar este desagradable fallo de Counter-Strike: Global Offensive de una vez por todas.

Fuente: millenium

× Whatsapp