Cuánto hablaron los senadores en 2020

El inolvidable año 2020, ese que será recordado como el que vivimos en pandemia, tuvo mucha actividad en los recintos del Congreso. Sobre todo en el Senado, donde la cantidad de sesiones fue de las más altas de los últimos años y en la materia que hoy nos ocupa, la de los discursos expresados en el recinto, también fue elevadísima. Al punto tal de haber marcado un récord desde 2006, el año en que la revista Parlamentario comenzó a efectuar estos conteos para su Índice de Calidad Legislativa. En efecto, en 2020 se registraron 1.425.749 palabras en el recinto de la Cámara alta, más que triplicando el número de palabras del año anterior.

Cabe recordar que fue un año de poca actividad 2019, por haber sido electoral, y tan fue así que durante el mismo se verificaron 313.937 palabras. Pero el anterior hubo 713.252. La mitad de 2020, nada menos. En resumen, reiteramos, nunca se contaron tantas palabras en el recinto de la Cámara alta.

Así y todo fueron varios los senadores que no brillaron precisamente por su expresividad durante las sesiones. En efecto, hubo cuatro que no pidieron nunca la palabra a lo largo del año. En rigor, sólo uno no dijo nada, algo que resultó habitual durante sus mandatos como senador, pero en este caso tiene justificación: Carlos Menem, quien asistió a pocas sesiones en 2020 -de manera virtual, claro-, pero al cabo sus problemas de salud lo marginaron definitivamente. Recordemos que falleció el pasado 14 de febrero de este año.

Más allá de su caso, hubo otros senadores que tuvieron solo participación figurativa, aunque quedaron registrados en el conteo, mínimamente, con sus intervenciones para precisar el sentido de sus votos. El más callado de todos fue el santiagueño Gerardo Montenegro, que solo registró 8 palabras: “Afirmativo”; “Afirmativo, secretario”; “Afirmativo, señor secretario”, y “Afirmativo, presidente”. Convengamos también que el senador santiagueño suele ser de pocas palabras; en 2019 solo pronunció dos en todo el año, y para remontarse a un discurso hay que ir a 2018, cuando expresó 1.369 palabras.Le sigue el radical santacruceño Eduardo Costa, quien pronunció el año pasado solo 12 palabras. Y lo suyo va en línea con Montenegro: tres veces “afirmativo” a secas, y matizó con dos “afirmativo, señor secretario” y un “negativo, mi voto”. Costa es otro de los que hablan poquito, al punto tal que en 2019 había sido uno de los que no emitió ni una palabra en todo el año. En cambio el año anterior se había anotado con 2.294.

El cuarto que no pronunció ningún discurso en el Senado fue Carlos Reutemann, aunque en su caso aparece con 83 palabras. Y esa cantidad tiene que ver no solo con las veces en que debió precisar el sentido de su voto, sino también precisiones del tipo: “Afirmativo el (artículo) 12 y negativo el 11”, o aclaraciones más extensas, como esta: “Sí, presidenta. En la votación anterior, en la parte citrícola, se me había cortado Internet por hora y pico. Volvió Internet hace media hora a mi casa. Gracias”. En resumen, sus problemas de conectividad, que se extendieron a lo largo del año, contribuyeron en la extensión de sus intervenciones.

Tampoco es el senador santafesino de intervenir demasiado: en 2018 no dijo nada y en 2016 solo 76 palabras pronunció.

Los más extensos

Repetiremos aquí lo que señalamos cada vez que publicamos estas notas: los datos registrados por el Índice de Calidad Legislativa permiten determinar el papel que individualmente tiene cada legislador durante las sesiones, en una participación que excede al voto. Pero no implica un juicio de valor taxativo respecto de su papel en la banca, que está claro que no depende del largo de sus discursos. Aunque tampoco es una cuestión para no tener en cuenta.

Igual que el año anterior, cuando debutó presidiendo su bancada, el titular del bloque oficialista, José Mayans, fue el que más habló a lo largo del año: 103.489 palabras. Y detrás se ubicó otro jefe de bloque, el de Juntos por el Cambio, en este caso, Luis Naidenoff, quien se anotó con 94.083.

Lejos, pero también muy encumbrado, tenemos a otro radical, Martín Lousteau, quien sumó 61.045 palabras.

A nivel comparativo, recordemos que el año pasado el formoseño Mayans había escalado al primer lugar con 23.469, poco más del 20% de las que expresó en 2020.

En el cuarto lugar aparece quien el año pasado fue sexta: Anabel Fernández Sagasti (60.097) y bien cerquita Oscar Parrilli (59.311), otro de los que se hizo notar mucho a lo largo del año en el recinto.

Igual que la santafesina kirchnerista María de los Angeles Sacnun, quien expresó 45.708 palabras, que incluyen la extensa lectura de las modificaciones introducidas a último momento en la reforma judicial, en agosto del año pasado.

A continuación figuran dos activos senadores también oficialistas. El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el cordobés Carlos Caserio (43.163) y el chubutense Juan Mario Pais (41.518).

Completan los diez primeros lugares dos opositores, jefes de bloques y por lo tanto con más tiempo para hablar, como el salteño Juan Carlos Romero (38.890) y el rionegrino Alberto Weretilneck (38.360)

En el puesto 11° tenemos a otro senador del Frente de Todos, Jorge Taiana (31.605), y a continuación la tucumana Silvia Elías de Pérez (29.362 palabras), quién es la primera de Juntos por el Cambio luego del tercero Lousteau.

En su carácter de conductora de los debates, más no senadora -cargo que ocupó durante varios mandatos-, la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner expresó 24.600 palabras a lo largo del año.

La titular del cuerpo no suele quedarse demasiado tiempo durante las sesiones, y la reemplaza principalmente la santiagueña presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, que a esa función le debe buena parte de sus 17.987 palabras, aunque también hay que aclarar que ha dado discursos.

En cuanto a los senadores sanluiseños, Adolfo Rodríguez Saá emitió 15.746 palabras, seguido de cerca se ubicó Claudio Poggi con 12.984 palabras. Por último se ubica María Eugenia Catalfamo con 10.399 palabras. 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires

× ¿Te ayudamos?